sevilla | granada

El Granada de Babel

  • El conjunto nazarí está pagando una mala planificación, con tres técnicos y una plantilla sin sabor español

  • Tony Adams apuesta por la verticalidad

Tony Adams da instrucciones a sus jugadores en uno de sus recientes entrenamientos como nuevo técnico del cuadro nazarí. Tony Adams da instrucciones a sus jugadores en uno de sus recientes entrenamientos como nuevo técnico del cuadro nazarí.

Tony Adams da instrucciones a sus jugadores en uno de sus recientes entrenamientos como nuevo técnico del cuadro nazarí. / Miguel Ángel Molina / efe

El Sevilla recibe en el Ramón Sánchez-Pizjuán a un Granada que tiene la mente puesta ya en volver a Primera División la próxima temporada, después de estar firmando una campaña desastrosa, fruto de una planificación deportiva pésima: tres entrenadores (Paco Jémez, Lucas Alcaraz y Tony Adams) y una plantilla compuesta por pocos jugadores españoles -sin conocimiento de la Liga y sin sabor granadino- y jóvenes valores de equipos extranjeros, con calidad pero sin la experiencia suficiente para pelear en el campeonato español por mantener la categoría.

La entrada de capital chino al Granada, con el agente de futbolistas Pere Guardiola (cabeza visible de la empresa Media base Sports) al frente, supuso en verano una incógnita para un club que navega en la mediocridad, con un balance en lo que va de competición de cuatro victorias, ocho empates y 20 derrotas, siendo penúltimo en la tabla, con 20 puntos. Guarismos que reflejan la caída libre de un equipo que con la última derrota ante el Celta (0-3) dio otro gran paso atrás en la búsqueda de la salvación, una utopía.

sin balón

Con la llegada de Tony Adams al banquillo, el Granada saltó al campo ante el cuadro de Balaídos con un 4-4-3. Un dibujo ofensivo que no le dio resultado al dejar atrás muchos espacios, que fueron aprovechados por los hombres rápidos de Berizzo para llevarse los tres puntos. A la hora de robar la pelota, el equipo del técnico inglés realiza una fuerte presión, con hombres como Uche Agbo y Krhin, dos futbolistas de mucha entrega y despliegue físico, aunque quizá con pocas dotes a la hora de mover al balón, buscando siempre la verticalidad hacia la portería rival enlazando con los tres hombres más adelantados.

con balón

No se caracteriza el Granada por ser un equipo al que le guste tener la pelota, pues tiene pocos jugadores con buen trato del balón. Samper y Jeremie Boga suelen ser los centrocampistas con mejor toque, siendo el segundo más ofensivo, con buena llegada. Por eso, los rojiblancos suelen apostar por realizar una presión alta para salir al contragolpe. Mehdi Carcela y Andreas Pereira son muy rápidos y tienen mucha calidad en el uno contra uno desbordando en velocidad, siendo Kravets o Ezequiel Ponce -el colombiano Adrián Ramos está lesionado- el último hombre.

lo mejor

En el Granada priman las individualidades sobre el colectivo. Jeremie Boga, Samper y Mehdi Carcela, entre otros, son jugadores con talento, que suelen brillar dentro de un equipo que como bloque no está ofreciendo un buen rendimiento.

lo peor

La debilidad en la portería -malas actuaciones de Ochoa- y en la defensa, con 68 goles encajados en la Liga. Todo, sin olvidar la falta de futbolistas con experiencia en España. Ante el Celta, Adams alineó un equipo con 11 extranjeros de 11 nacionalidades diferentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios