Muriel, consciente de su deuda con el gol tras su debut

  • "De cara al gol no anduve lo más fino posible", reconoce el colombiano tras su estreno en la Liga

Muriel se tapa la cara tras su lanzamiento al poste. Muriel se tapa la cara tras su lanzamiento al poste.

Muriel se tapa la cara tras su lanzamiento al poste. / antonio pizarro

A sus 26 años, Luis Muriel afronta una nueva aventura en su trayectoria. Tras seis temporadas en Italia, el colombiano es consciente de que debe acelerar su proceso de adaptación al fútbol español. Y también es consciente de que hay muchos ojos puestos en él. Los 20 millones que el Sevilla debe pagar a la Sampdoria por su traspaso son una pesada carga con la que deberá convivir. Pero Muriel parece dispuesto a aceptar esa presión. "Desafortunadamente de cara al gol no estuve lo más fino posible, pero me sentí bien físicamente", dijo tras su estreno oficial como sevillista. Le queda mucho camino que recorrer, aunque su puesta en escena fue prometedora.

En un partido con pocas llegadas, Muriel tuvo las tres mejores ocasiones gracias a su capacidad para moverse con rapidez a la espalda de la defensa rival. Sin embargo, tuvo la mala fortuna de que las tres opciones le cayeron a su pierna zurda y no fueron de fácil ejecución. En la primera, remató de primera y a la media vuelta, algo escorado, tras un centro a la espalda de la zaga de Sarabia. Detuvo rápido Pau López tapando el ángulo. En la segunda, le señaló el desmarque a Nolito, quien le dio un gran pase de nuevo a la espalda de la zaga y su zurdazo cruzado, y escorado, fue al poste. Y en la tercera, fue rápido en el control la derecha y el chut con la izquierda, pero Pau López volvió a sacarle el remate.

La mejor temporada de Muriel en Italia fue la pasada. Marcó 13 goles en 33 partidos oficiales. En su debut con el Udinese, en la 12-13, alcanzó los 11 en 22 citas oficiales. A su edad, puede pensarse en cifras no exageradamente altas. Pero su progresión y sus movimientos, pese a ser más un delantero de irrumpir que de jugar de espaldas, invitan a pensar en una eclosión tardía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios