liverpool-sevilla FC · sala de prensa

Sensaciones positivas

  • Berizzo valoró la personalidad de sus jugadores tras la reanudación.

Eduardo Berizzo, técnico del Sevilla, es expulsado por el árbitro. Eduardo Berizzo, técnico del Sevilla, es expulsado por el árbitro.

Eduardo Berizzo, técnico del Sevilla, es expulsado por el árbitro. / fotos: James Hinks

Valioso empate el que sumó en Anfield el Sevilla, que bien pudo haberse llevado incluso los tres puntos a poco que Muriel hubiera acertado de cara al gol en los últimos compases del choque. Con una sensación positiva apareció en la sala de prensa Eduardo Berizzo, quien confesó que nunca dio el choque por perdido, y cuya comparecencia estuvo prácticamente centrada en explicar repetidas veces las causas de su expulsión.

"Hay dos acciones", explicó Berizzo. "En la primera, mi equipo va ganando, sale el balón y, por instinto, la dejo pasar o la tiro para que el rival no aproveche la situación. Reconozco el error y, en la segunda parte, ya perdiendo, repito la acción con el fin de contrarrestar la primera, rectificando el mal comportamiento de la primera acción. Intenté explicárselo al árbitro, pero creo que fue el único que no lo entendió", señaló el técnico sevillista, quien cerró la polémica con un apunte más: "Las dos acciones estuvieron mal, pero con la segunda quise compensar, perdiendo tiempo cuando lo necesitaba. Es la misma acción pero el contexto es distinto".

Ya preguntado por el encuentro, el técnico argentino dijo que del resultado no puede sino extraer sensaciones "muy positivas". "El empate tiene mucho mérito. En la primera parte nos costó igualar la velocidad que imprimían los futbolistas del Liverpool y nos hacían daño por las bandas. En la segunda parte nos rehicimos, estuvimos más sólidos y no los dejamos salir a la contra, de modo que pudimos equilibrar el dominio", interpretó Berizzo.

Sobre si esperaba el empate después de lo sucedido en los primeros 45 minutos del debut en la fase de grupos, el entrenador del Sevilla aclaró, para empezar, que él siempre piensa "en positivo". "Tuvimos la personalidad y la fuerza mental para darle la vuelta al choque y conseguir un resultado importante de cara a la clasificación final en el grupo. La acción del penalti nos metió. Nos ordenamos en la mitad del campo después de la entrada de Sanabria por Guido (Pizarro) y empezamos a ganarle terreno al rival, además de impedir el uno contra uno en las bandas que tanto daño nos estaba haciendo", manifestó.

No quiso profundidar el preparador sobre las fricciones que existieron entre los técnicos de los dos vestuarios, particularmente entre Jürgen Klopp y Martagón. "No lo vi, pues ya estaba en la caseta", zanjó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios