real madrid | sevilla

Entre el bochorno y la impotencia

  • "Nos han pintado la cara", explica Nolito mientras Mercado asume la responsabilidad: "Pedimos disculpas"

Sergio Rico, Carole y Nolito se lamentan tras encajar el quinto gol madridista, obra del lateral Achraf. Sergio Rico, Carole y Nolito se lamentan tras encajar el quinto gol madridista, obra del lateral Achraf.

Sergio Rico, Carole y Nolito se lamentan tras encajar el quinto gol madridista, obra del lateral Achraf. / fotos: inma flores

La desolación y las caras largas marcaban la salida de los jugadores sevillistas de los vestuarios del Santiago Bernabéu al finalizar el partido. El bochorno protagonizado por un equipo literalmente arrollado por el rival estaba en las conciencias de los profesionales.

"Nos vamos mal por el resultado, pedimos disculpas porque no esperábamos caer por tantos goles, pero esto sigue, queda mucho tiempo y hay que corregir los errores que cometimos hoy", comentó Gabriel Mercado, quien confesaba que el equipo tendrá que estudiar los errores. "Sabíamos que el Real Madrid era intenso, pero otra vez en la primera jugada a balón parado nos metieron gol y en cada disparo nos convirtieron. El resultado marca el mal partido que hicimos hoy y no nos queda hoy otra cosa que hacer mucha autrocrítica", añadía.

Igual de crítico o más incluso era Nolito al ser preguntado. "Nos han pitado la cara. El primer gol ha sido clave y ya vas nadando contracorriente y, aunque pareces que los dominas, no es así. Ahora hay que sacar fuerzas, animarnos y levantarnos ante el Levante. Lo sacaremos adelante entre todos", explicaba el de Sanlúcar de Barrameda, que insistía: "Hemos tenido alguna ocasión y en eso consiste el fútbol. Ellos tienen muchísima pegada, hoy nos han matado y no nos queda otra que ser positivos y quitarnos la espina el próximo viernes. La competición no termina hoy, es normal que la gente esté dolida por perder así pero ya no se puede cambiar nada. Cuando vengan estos rivales a casa hemos de ser capaces de ponérselo igual de difícil".

Clement Lenglet no se salía del mismo discurso. Resignación, aprender de los errores y seguir. "Cuando encajas cinco goles en la primera parte es una sensación terrible. Es un día difícil y hay que trabajar porque tenemos muchas cosas que corregir", explicaba el francés, que pronunciaba una frase que puede dar una muestra de dónde está el problema, la manera de defender: "Es díficil ver siempre a cuatro o cinco jugadores en tu área para hacerte un gol y que lo consigan, pero es una derrota colectiva y todos debemos trabajar para solucionarlo".

Por último, Luis Muriel se paraba en lo que el Sevilla había hecho bien, el orgullo de la segunda mitad, cierto intento de dominio en la primera... "Es un partido para cancelar, para mirar lo que tenemos que mejorar y mirar al futuro. Tuvimos el balón mucho tiempo en la primera parte, pero cada vez que lo cogían nos hacían un gol".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios