Por la deportividad y el buen ejemplo

  • Los presidentes del Sevilla y el Betis, Castro y Haro, y los capitanes de los clubes, Coke y Molina, coinciden en pedir un partido que sea modelo y que tenga la rivalidad sana como característica esencial.

Los capitanes del Sevilla y del Real Betis, Jorge Andújar Coke y Jorge Molina, respectivamente, han destacado la "rivalidad sana" que reina entre los dos equipos sevillanos que el domingo disputarán el derbi en el Sánchez Pizjuán.

En un acto con escolares celebrado en el estadio sevillista en el marco de los programas que ambos clubes auspician para fomentar los valores del deporte entre la infancia, Coke ha indicado que se trata "del partido que se vive con más intensidad".

El lateral diestro madrileño dijo que, a pesar de que el Sevilla tiene pendientes una semifinal europea y una final de Copa, "el derbi es el más intenso de todos los que quedan de aquí a final de temporada". Coke, sin embargo, espera que la cordialidad reine entre las aficiones para que "este derbi sea el mejor escaparate de Sevilla para el resto del mundo".

Por su parte, el delantero Jorge Molina aseguró: "Los dos equipos vamos a luchar por ganar pero dentro de una rivalidad sana", por lo que pidió a los aficionados que "cada uno anime a su equipo y que gane el mejor".

Los presidentes apelan a la deportividad y a dar ejemplo

Los presidentes del Sevilla y del Real Betis, José Castro y Ángel Haro, respectivamente, apelaron a la deportividad y al buen comportamiento entre dos aficiones adversarias y no enemigas para que "nadie estropee con su mal comportamiento un partido muy esperado por todos", según Haro.

"El que lo quiera estropear, que se quede en casa", afirmó Haro, quien compartió con Castro y los futbolistas Jorge Andújar Coke y Jorge Molina un acto con escolares en el antepalco del estadio Ramón Sánchez Pizjuán. El presidente sevillista aseguró que en el derbi hispalense del domingo se enfrentan "los dos equipos grandes de Sevilla", una ciudad en la que desea fomentar que "nadie tenga enemigos, sino adversarios sobre el terreno de juego".

Castro aseguró que, aunque "siempre" quiere que su equipo "gane los derbis", está "encantado" de "mostrar unión entre los clubes sevillanos" y destacó la "obligación de los dirigentes de dar ejemplo" y "tratar con caballerosidad al eterno rival". "Tenemos uno de los mejores derbis del mundo y hay que disfrutarlo. Nuestra rivalidad está en el campo, nada más que en el campo. La rivalidad es sana y necesaria para el deporte", declaró el mandatario sevillista.

Por su parte, Haro se felicitó por "el éxito de este acto" que busca "demostrar cómo se tiene que vivir un derbi, con deportividad" aunque con "el deseo de hacerlo mejor que el rival para poder ganarle". El dirigente verdiblanco desea que su directiva "transmita honradez, esfuerzo y humildad", lo que definió como "valores del Betis" y pidió que "nadie estropee con su mal comportamiento un partido muy esperado por todos" : el que lo quiera estropear, que se quede en su casa", afirmó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios