A fuego medio

  • Los movimientos en el Sevilla se cocinan con calma mientras se termina de cerrar el culebrón del banquillo.

Los movimientos en el plantel del Sevilla no frenan a la espera de que se haga oficial la desvinculación de Unai Emery y la llegada de Jorge Sampaoli al banquillo sevillista. Los líos con los impuestos del contrato del técnico vasco retrasan la oficialidad de la contratación del argentino como inquilino del banquillo del Sánchez-Pizjuán, aunque las operaciones se cuecen a fuego lento.

Uno de los nombres marcados en rojo en la agenda es el de Roque Mesa, de Las Palmas, un futbolista del gusto de Monchi y por el que se ha avanzado mucho en las últimas horas.

"Si un equipo como el nuestro vende a un futbolista es porque otro club lo pretende. Y su precio dependerá de los años que le queden de contrato, la edad, si tiene una segunda venta y si viene de un club no top, que solamente hay tres en España, o del resto", comentó Toni Cruz, director general deportivo de Las Palmas, en una entrevista digital con el diario insular La Provincia.

"Roque Mesa es un futbolista importante, en una posición en la que tenemos excedente de futbolistas importantes y solamente se irá si la oferta es mayor a la que nos han realizado", instó el directivo de la entidad, en relación a la primera oferta sevillista.

Una tentativa inicial que superaba los seis millones de euros y que la entidad amarilla consideró insuficiente. Y por lo que se entiende de las palabras de Toni Cruz, confían en un nuevo acercamiento de los hispalenses con más dinero sobre la mesa.

Las informaciones que deslizan desde Las Palmas son que el club dejaría salir al mediocampista por una cantidad que esté cercana a la mitad de la cláusula que luce en el contrato del futbolista, que es de 30 millones, por lo que los sevillistas deberán poner más dinero sobre la mesa para convencer al club. Pero en ningún caso llegarán a esa cantidad.

El acuerdo con el futbolista, por su parte, está casi cerrado y sólo faltan algunos detalles para culminarse. De ahí que al ser cuestionadas, fuentes del club sevillista se muestren bastante optimistas con la posibilidad de que Roque Mesa acabe vestido de blanquirrojo la próxima temporada.

Así las cosas, el nombre del futbolista nacido en Telde se une a otro que ha sonado mucho en las últimas horas para reforzar el plantel. Según apuntan en diversos medios galos, el mediapunta Ben Arfa, la estrella del Niza galo, finalmente se habría decantado por la oferta que el Sevilla le puso sobre la mesa de tres temporadas, dejando de lado el interés de otros clubes franceses como el PSG o el Olympique de Lyon.

Sin embargo, y pese a que el acuerdo pueda finiquitarse, el Sevilla confía en dar salida a algunos de los jugadores con los que no cuenta de cara a la temporada que viene, sobre todo visto el rendimiento ofrecido durante la última campaña. Principalmente los nombres de Fernando Llorente, cuya enorme ficha dificulta casi cualquier operación, y de Ciro Immobile, por quien se ha interesado, según apuntó Tuttosport ayer, la Juventus para cubrir la baja de Morata tras confirmarse su regreso al Real Madrid.

Eso en cuanto a las salidas más o menos planeadas, porque en el club nervionense también andan pendiente del acercamiento del PSG por Krychowiak. El centrocampista polaco es, según apunta Le Parisien, una de las peticiones expresas de Emery para su primer proyecto parisino, aunque los sevillistas, que ya han recibido las primeras noticias acerca de esto, deslizan que el precio es de 45 millones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios