atlético - sevilla | zona mixta

"Es obvio que tuvimos un bajón"

  • Correa sintetiza el análisis del vestuario, que se conjura para dar la cara.

  • "Hay que estar unidos", avisa Iborra.

Correa, seguido de Nasri, corre hacia el centro del campo con el balón bajo el brazo tras anotar el 3-1 en el Vicente Calderón. Correa, seguido de Nasri, corre hacia el centro del campo con el balón bajo el brazo tras anotar el 3-1 en el Vicente Calderón.

Correa, seguido de Nasri, corre hacia el centro del campo con el balón bajo el brazo tras anotar el 3-1 en el Vicente Calderón. / inma flores

Con la resignación del que no ha dado la cara, la expedición del Sevilla abandonó por última vez en la historia el estadio Vicente Calderón con la cabeza gacha. Pero no era ésa la única sensación con la que el equipo volvía a Sevilla anoche, sino que las dudas, la inquietud y -por qué no- cierto miedo acompaña a los profesionales nervionenses en el momento más duro de la temporada. Es verdad que es la primera crisis que sufre el grupo que adiestran Jorge Sampaoli y su cuerpo técnico, por lo que también está el convencimiento de que la plantilla va a saber superar esto.

El capitán, Vicente Iborra, trataba de explicar lo ocurrido o, al menos, se preocupaba por buscar soluciones, aunque está seguro de que el equipo levantará el vuelo a la hora de defender esa tercera plaza que ahora amenaza el Atlético. "En situaciones así tenemos que mantenernos unidos y estamos todos unidos, pero una victoria nos haría muy bien para acabar con buenas sensaciones. Tenemos diez finales. Hay que analizar todo, no sólo lo malo, sino también lo positivo y lo que hay que ver es que estamos terceros y que el Atlético se querría cambiar con nosotros en la situación que tenemos. Hay que mirar el futuro y seguir", dijo el valenciano antes de subirse al autobús que llevó al equipo desde el Manzanares al aeropuerto.

Joaquín Correa, como ocurriera en el partido de Leicester, fue el que dinamizó algo al equipo en las posiciones de ataque y el argentino tiene fe en el grupo, si bien confiesa que hay un bajón anímico. "Hoy el resultado fue un poco mentiroso. Hay errores que tuvimos, sí, y que te hagan un gol a pelota parada puede ocurrir y el segundo llega en un momento que nosotros tenemos el balón... No tenemos más remedio que estar fuertes, unidos como grupo como lo hicimos hasta ahora", explicó el ex jugador de la Sampdoria, quien confiesa que el palo en la Champions se ha hecho notar: "Anímicamente, es obvio que tuvimos un bajón, pero son cosas del fútbol, sabíamos que iba a pasar, pues íbamos muy bien en todas las competencias y ahora toca dar la cara y ganar lo que queda".

Por último, el brasileño Mariano insistía en el mismo análisis: "Tenemos que seguir, estamos arriba peleando y tenemos que pensar en el próximo partido. Sabíamos de la dificultad del partido, sabíamos que ellos en su casa son muy fuertes. Tenemos que seguir peleando y luchar. Podemos dar un poco más, pero así es el fútbol".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios