Liga 1,2,3 · Sevilla Atlético-Lorca

Tres puntos: orgullo, carácter y dominio (3-2)

  • El Sevilla Atlético remonta al Lorca y suma su primer triunfo como local de la temporada.

  • El filial fue de menos a más y coronó su victoria con un penalti en el 87.

Los jugadores del Sevilla 'chico' celebran su triunfo ante el Lorca en casa. Los jugadores del Sevilla 'chico' celebran su triunfo ante el Lorca en casa.

Los jugadores del Sevilla 'chico' celebran su triunfo ante el Lorca en casa. / Antonio Pizarro

Importantísima victoria del Sevilla Atlético en casa, la primera de la temporada como local, ante el Lorca en un encuentro frente a un rival directo por la permanencia. Tuvo que sufrir el cuadro de Luis García Tevenet, que fue de menos a más para dominar el partido y remontar el partido. Álex Muñoz, Matos y Curro fueron los goleadores.

Sonó tarde el despertador para el Sevilla Atlético, que cuando amaneció ya se vio por detrás en el marcador. Lo hizo después de un infantil penalti cometido por Álex Muñoz tras un pase a la espalda de la defensa, en el que el zaguero llegó tarde a intentar robar. El lanzamiento desde los once metros de Abel Gómez lo detuvo Juan Soriano, que nada pudo hacer en el posterior rechace del propio futbolista sevillano.

Tomó, casi por obligación, el dominio de la pelota el cuadro local, que veía cómo los lorquinos querían salir a la contra. Tras una volea desde la frontal de Fede San Emeterio, Ownu intentó ampliar la renta visitante con dos rápidos contraataques, que se encontraron ambos con la respuesta de Juan Soriano.

Llegó el empate en el ecuador de la primera mitad. Álex Muñoz se repuso de su fallo en el gol del Lorca colocando las tablas en el marcador. Fue después de que un rival dejase muerta una pelota en el corazón del área, donde el central sólo tuvo que rematar a placer para inaugurar el marcador de los suyos.

El empate dio alas al filial, que fue desvaneciéndose con el paso de los minutos hasta que el juego entró en una fase adormilamiento de la pelota, con mucho juego en el medio del campo. Pero el partido despertó con una espectacular obra de arte de Abel Gómez, que vio descolocado a Juan Soriano y, desde la frontal, se sacó una vaselina ante la que el meta sevillista sólo pudo responder con la mirada.

Fijó el cuadro franjirrojo en la meta rival como objetivo. Aburjania disparó desde la frontal ligeramente desviado y el encuentro parecía irse al descanso con victoria del Lorca. Sin embargo, una bola desde el lado izquierdo llegó a Carballo, que fue derribado en el área por Bustos para cometer penalti. Matos, con un buen lanzamiento, puso el empate en el ocaso de la primera mitad.

El segundo acto sólo tuvo un protagonista: el Sevilla Atlético. El cuadro de Luis García Tevenet dominó y cortó de raíz todos los intentos lorquinos por acercarse a la meta de Juan Soriano. Control con sensación de peligro para los locales, aunque sin ocasiones claras para decantar la balanza a su favor. Quizás la opción sevillista más clara llegó pasada la hora de juego, después de un despeje de un zaguero local que rebotó en Olavide y cerca estuvo de sorprender a Dorronsoro, que atento controló la pelota.

Lara, que a la postre se convertiría en el futbolista clave, protagonizó un bello recorte cerca del área chica que cerca estuvo de ser el gol de la victoria local. El encuentro, por lo plasmado en el césped, no podía escaparse para el filial.

Pero el ímpetu sevillista, quizás mermado por la falta de fortuna en los últimos metros, fue descendiendo. Fue entonces cuando el Lorca comenzó a asomar con algo más de persistencia por el área local, aunque sin mayores problemas para Juan Soriano.

Parecía que sólo una genialidad o un chispazo podía decantar la balanza en un partido que se encaminaba hacia un nuevo empate. Fue entonces, a falta de tres minutos para el final, cuando Lara tomó la pelota cerca de la frontal, realizó una diagonal a gran velocidad, se internó en el área y fue derribado por Pina. Curro tomó la pelota. En sus pies, la posibilidad de dar la primera victoria a su equipo como local de la temporada. Cogió carrerilla y, con zurda, batió a Dorronsoro.

Se volcó el equipo del debutante Fabri a buscar el empate en los últimos instantes. Aunque, por fortuna para los sevillistas, no llegó ninguna ocasión de excesivo peligro y los tres puntos se quedaron en casa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios