laliga 1,2,3

Un rato menos en el purgatorio (1-2)

  • El Sevilla Atlético encadena su décima derrota consecutiva tras caer ante el Albacete

  • El filial se adelantó, pero la expulsión de Konyk lastro al equipo

Un lance del partido del Sevilla Atlético con el Albacete. Un lance del partido del Sevilla Atlético con el Albacete.

Un lance del partido del Sevilla Atlético con el Albacete. / Juan Carlos Muñoz

El Sevilla Atlético sumó su décima derrota consecutiva ante un Albacete que ganó con lo justo. El filial sevillista, con uno menos desde la media hora de partido, aguantó lo que las pilas le permitieron. Carlos Fernández, una vez más, fue de lo mejor del equipo de Luis García Tevenet, que sigue colista.

Pocas emociones pero intensas las que dejó la primera mitad. Los equipos, muy fallones, equilibraron la balanza de ocasiones. Salió el Sevilla Atlético con algo menos de presión que el Albacete y en el que supuso su primer acercamiento se encontró con un penalti a favor que le puso el encuentro de cara. Matos le ganó la partida a Arroyo tras un fallo de ambos y el zaguero del equipo manchego derribó al lateral sevillista. Carlos Fernández, que está un paso por encima de sus compañeros, fue el encargado de convertir el penalti.

Dio un pequeño paso adelante el Albacete. Aridane avisó de forma sutil al filial, que vio después cómo un nuevo fallo en defensa lo condenaba. Konyk falló en el despeje y, al caer, derribó dentro del área al propio Aridane, que casi encaraba a Juan Soriano. El resultado, penalti y expulsión, en la que el árbitro hiló muy fino. Dani Rodríguez se encargaba de colocar el empate pasada la media hora.

La superioridad visitante apenas se notó en el resto de primer acto. De hecho, la ocasión más clara llegó para el bando local en el ocaso de la primera mitad. Una buena contra del filial tras una combinación entre Lara y Matos dio con el primero plantándose en un mano a mano con Tomeu Nadal, meta visitante, que acertó a detener el balón del canterano.

La inercia llevó al filial a protagonizar, sin excesivo peligro, la posesión en el arranque de la segunda mitad. Con muchos fallos por ambos bandos, el conjunto manchego fue tomando la posesión y a encerrar al filial. Y los acercamientos comenzaron a llegar. Aguantó el filial media hora, hasta que un mal despeje calló a pies de De la Hoz, que empaló desde el punto de penalti para hacer el segundo. Las ganas y el coraje del filial fueron insuficientes.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios