El regreso de Reyes toma fuerza

  • El Sevilla negocia con el Atlético su precio de salida, en torno a 4 millones de euros

Comentarios 18

La voluntad de Reyes puede ser definitiva para que el Sevilla se decante por él como el refuerzo que espera Marcelino para enero. El futbolista ha roto la baraja con el Atlético de Madrid y se ha negado a ser traspasado al Galatasaray, cuando ya existía un acuerdo cerrado entre ambos clubes por cinco millones de euros más bonus. En la entidad colchonera entienden que tienen que zanjar la envenenada situación de su jugador y eso beneficia al Sevilla. Hasta tal punto es así que Reyes ha adelantado a Giovani por la derecha cuando parecía próximo el acuerdo para la llegada del mexicano. Sevilla y Atlético ya han iniciado la puja de la negociación. Desde Nervión ofrecen 3,5 millones más incentivos. En el Manzanares quieren algo más de 4 millones más esos bonus. Evidentemente quieren enjugar algo de la cantidad que ya casi tenían en la mano.

Como ya anunció este diario, Reyes se personó en el Sánchez-Pizjuán el pasado 7 de noviembre para trasladar a los dirigentes sevillistas su deseo de volver a la que fue su casa, y que abandonó en enero de 2004 camino del Arsenal, a cambio de cerca de 25 millones de euros incluyendo variables. Ocho años después, el Sevilla se ha encontrado con la posibilidad de hacer regresar a una de las grandes estrellas que han salido de su cantera y cuya marcha provocó un cisma en la afición. El club, que estaba cerca de firmar a Giovani por una cantidad similar a la que ahora está negociando por Reyes, afronta la fase decisiva para el fichaje de éste, enfrentado con Gregorio Manzano.

El propio José María del Nido reconoció ayer, tras la Junta General de Accionistas, los contactos con Miguel Ángel Gil Marín al respecto: "Lo llamé para interesarme por las condiciones de su salida. Nos hemos emplazado para el miércoles, después de la Copa del Rey. Entonces volveremos a entablar las conversaciones para ver si ellos lo quieren vender y si nosotros podemos afrontar la operación en el precio que ellos quieren por él", reconoció. El jugador, a sus 28 años, no tendría problema en firmar un contrato por tres o cuatro años, con alguna rebaja de sus altos emolumentos.

La noticia del nuevo acercamiento, adelantada a mediodía por Marca, se agrandó cuando el Atlético de Madrid le dio permiso a Reyes para visitar ayer mismo en Sevilla a su padre, convaleciente de una operación. Además, también le ha dado vía libre para que se busque destino. El utrerano está a un pasito de Nervión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios