Alemania aprueba una reforma legislativa que suaviza la investigación con células madre

  • Antes sólo se podía trabajar con material anterior a 2002 y ahora se amplía al producido en 2007

Alemania aprobó ayer una reforma de su restrictiva ley de investigación con células madre embrionarias, pero cerró la puerta a la liberalización total, tal y como ha venido haciendo desde el surgimiento de esa ciencia.

Tras casi dos horas de debate, la Cámara Baja del Parlamento alemán, el Bundestag, decidió escuchar el llamamiento que había lanzado la comunidad científica alemana y suavizar un poco esa ley al aceptar un modelo que permite la importación para la investigación de líneas de células producidas hasta el 1 de mayo de 2007.

En la votación en Berlín, 346 de los 580 diputados presentes se manifestaron a favor de la moción, mientras que 228 dieron su voto en contra y 6 se abstuvieron. También la canciller alemana, Angela Merkel, se había mostrado partidaria de esa opción.

Según la legislación actual, aprobada en 2002, en Alemania sólo se podían utilizar para experimentos líneas de células embrionarias producidas y conservadas siempre en el extranjero antes del 1 de enero de 2002, algo que impide la clonación.

Para los científicos, uno de los puntos más positivos de la liberalización de la ley aprobada ayer es que ya no se penalizará a quien participe en proyectos internacionales de investigación con células madre embrionarias. No obstante, seguirán sin poder producir esas células en el interior de las fronteras germanas.

Los representantes científicos alemanes no se cansaban de repetir que la investigación con células madre puede abrir la puerta a nuevas oportunidades de curar enfermedades como el párkinson y la diabetes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios