El Ayuntamiento de Pozuelo prohíbe los 'botellones' en las fiestas patronales

  • Los jóvenes de la localidad piden que se habilite un lugar para beber.

Comentarios 2

El Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón (Madrid) y la Junta de Gobierno han acordado prohibir el consumo de alcohol en la calle durante las fiestas patronales, después de los disturbios que se produjeron la semana pasada entre jóvenes del municipio y agentes policiales. Por su parte, la juventud de Pozuelo ha exigido que se habilite un recinto exclusivo para el consumo de estas bebidas en la localidad.

El Consistorio de Pozuelo de Alarcón ha comunicado "urgentemente" a la Delegación del Gobierno y a la Policía Nacional y Municipal la medida acortada por el Ayuntamiento y por la Junta de Gobierno de prohibir el consumo callejero de bebidas alcohólicas durante el transcurso de las fiestas patronales. En cuanto a la prohibición de practicar el botellón, han señalado que la medida no sólo se aplicará en el recinto ferial, sino en "todo el municipio".

Estas decisiones surgen a raíz de los disturbios que se produjeron el pasado fin de semana en el recinto ferial de Pozuelo, cuando un grupo de jóvenes se enfrentaron a agentes policiales cuando éstos intentaban evitar el desarrollo de un botellón. El incidente se saldó con la detención de una veintena de personas, una decena de agentes resultaron heridos, así como numerosos desperfectos en el mobiliario urbano y el incendio de vehículos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Según fuentes municipales, en la pasada Junta de Gobierno de Seguridad, del 2 de septiembre, ya se había acordado que si a pesar de las medidas extraordinarias de seguridad adoptadas, hubiese problemas de orden público el primer fin de semana de las fiestas, se tomarían más medidas para el siguiente fin de semana. "Esta decisión de impedir las concentraciones destinadas al consumo de alcohol en la vía pública tiene como finalidad que incidentes tan graves y lamentables como los ocurridos en Pozuelo el pasado fin de semana no vuelvan a producirse", aseguraron desde el Consistorio.

Sin embargo, los jóvenes de la localidad madrileña no están dispuestos a quedarse cruzados de brazos y han exigido que se habilite un recinto exclusivo para el consumo de alcohol, como se viene haciendo en otras ciudades españolas. En este sentido, Óscar, un vecino de la zona, pidió que se establezca "una parcela para que se pueda hacer botellón" y aseguró que al final han pagado los que "no han hecho nada".

Así, Paloma, una joven residente en Pozuelo, se mostró favorable a la habilitación de una zona exclusiva para realizar botellones, "como se hace en todos los sitios". Los jóvenes consultados afirmaron que no tienen claro que se vaya a cumplir la normativa aprobada este miércoles. "Si todo el mundo está bebiendo en la calle, no me voy a ir yo a beber a mi casa", apuntó Paloma.

Uno de los basureros de la ciudad se posicionó del lado de los jóvenes y dijo que "no se puede pedir a los chavales 10 euros por un cubata". Además, calificó el conflicto entre jóvenes y policías de "guerra de las galaxias" y que no fueron producidos por el botellón. En cambio, Paula, mayor de edad, se mostraron encantados con la medida aprobada. "Que beban en su casa", apuntó Paula, que consideró los incidentes como algo "fuera de serie".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios