CSN halla partículas radiactivas en un camión con chatarra procedente de Ascó

  • El Consejo de Seguridad Nuclear dice que los análisis a los alumnos y profesores que visitaron la central en la que se produjo el escape no han detectado presencia de radiación.

El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) ha informado hoy de que ayer por la tarde se detectaron partículas radiactivas en un camión que transportaba chatarra desde la central nuclear de Ascó a una chatarrería de Reus (Tarragona).

Así lo ha asegurado hoy Isabel Mellado Jiménez, directora técnica de Seguridad Nuclear del Consejo de Seguridad Nuclear, en una rueda de prensa, tras la reunión que han mantenido miembros del CSN con los alcaldes de la zona de Ascó para informales sobre la situación de la planta y las medidas que se están llevando a cabo a raíz de la fuga de partículas radiactivas en noviembre.

Las instalaciones de esta central registraron el pasado 29 de noviembre un escape de partículas radiactivas procedentes de la ventilación de la planta atómica, aunque el incidente no se conoció públicamente hasta principios de este mes.

Respecto al control que se está realizando a los cuarenta alumnos de ESO del colegio Maristas de Girona y a los tres profesores que visitaron Ascó el pasado 4 de abril, el director técnico de Protección Radiológica del CSN, Juan Carlos Lentijo, ha asegurado que esta mañana se había revisado ya a diez niños, con el resultado de "ausencia total de contaminación".

Una unidad móvil de control radiológico integral del CSN se ha desplazado hoy al colegio gerundense para realizar la revisión, que es posible que se prolongue hasta mañana, aunque, según Lentijo, el riesgo real de contaminación es "muy remoto" porque durante la visita los escolares en ningún momento bajaron del autobús.

Además, se está realizando un control radiológico directo a unas 1.600 personas, entre trabajadores y personal que estuvo en el emplazamiento de la central. Hasta ahora ya han sido controlados más de 850 y no se ha detectado ningún indicio de contaminación.

La presidenta de CSN, Carmen Martínez Ten, ha asegurado que se va a aplicar con todo el rigor la ley, que precisamente desde el mes de noviembre ha multiplicado por diez la cuantía de las sanciones para el titular hasta un máximo de 30 millones de euros.

La reunión de hoy entre los responsables del CSN y los alcaldes del entorno de Ascó es la segunda que se realiza, tras la que tuvo lugar el pasado día 9, y en la misma han estado también presentes la presidenta de la Asociación de Municipios en Áreas de Centrales Nucleares (AMAC), Sabina Fernández; y el gerente, Mariano Vila.

Respeto a la detección de contaminación en la chatarrería, Lentijo ha matizado que las partículas radiactivas no se han encontrado en la chatarra sino mezcladas en la tierra que llevaba la caja del camión y que se trata de cobalto 60, "lo que hace muy probable que tengan relación directa con el suceso".

La presidenta ha adelantado que el pasado día 7 de abril, tres días después de que el titular de la central comunicara el suceso, presentó en el registro del Congreso de los Diputados su solicitud de comparecencia, a pesar de que aun no se habían constituido las diferentes comisiones.

Aunque no ha querido calificar de "mala fe" la actitud del titular de la central, Martínez Ten ha asegurado que hubo incumplimientos en el manejo de la contaminación y deficiencias en la información al CSN.

Precisamente esas deficiencias hicieron que en un primer momento el Consejo clasificase el incidente de nivel 1 en la escala internacional de INES, que llega hasta el 7, en caso de accidente grave, y el día 14, lo recalificase al nivel 2.

Del mismo modo, Lentejo ha asegurado que se produjeron deficiencias en el sistema de protección radiológica, particularmente las que tienen que ver con el control de material radiactivo, así como en la estimación inicial que el titular realizó del alcance de la contaminación, lo que hizo que se produjera una infravaloración de la actividad radiactiva.

Ha explicado que la intensidad de la radiación en el medio ambiente en el exterior de la central es "realmente pequeño" y ha asegurado que "es muy improbable" que se haya producido alguna exposición al público.

La presidenta ha negado que el incidente lo descubriera una organización ecologista, sino que ésta emitió una nota pocos minutos antes que el CSN, y ha anunciado que ya ha comprometido con Greenpeace y Ecologistas en Acción una reunión para la próxima semana.

El CSN ha pedido a la empresa la puesta en marcha para mediados de mayo de un plan de acción general que corrija las deficiencias en la gestión y en la cultura de la seguridad.

Por su parte, el alcalde de Ascó y vicepresidente de AMAC, Rafael Vidal, ha asegurado haber recibido "toda la información pactada con el CSN" y ha reclamado "todos los medios precisos y necesarios" para solucionar satisfactoriamente esta situación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios