Cerca de un millón de musulmanes conmemoran en España el año nuevo islámico

  • El presidente de la Unión de Comunidades Islámicas de España, Riay Tatary, reclamó el mismo trato que a la Iglesia Católica y cree que la religión se debe adaptar a la configuración del Estado

Comentarios 0

Alrededor de un millón de musulmanes residentes en España celebran este jueves el año nuevo islámico, con un mensaje de felicitación y el deseo de que "reine la paz y la concordia entre todos los pueblos del mundo", según informó el presidente de la Unión de Comunidades Islámicas de España, Riay Tatary.

Los musulmanes celebran este día, 'sábado 1 de muhárram de 1929' (correspondiente al 10 de enero de 2008), el denominado Año Nuevo Hegiriano, en el que se conmemora la migración del profeta Mahoma desde la Meca a Medina, motivo por el cual empieza el calendario islámico lunar. 

Este será el tema principal del sermón que se celebrará el viernes en la Mezquita Central de Madrid (mezquita de Tetuán y sede de la UCIDE), así como en las mezquitas de toda España. "Queremos abrirnos a los demás, especialmente en España. Desde las comunidades hacemos una labor muy importante de integración que están valorando las instituciones españolas", destacó Tatary.

En este ámbito, el responsable de la UCIDE reiteró el rechazo de este comunidad a "cualquier tipo de violencia" y en concreto, al terrorismo de origen islámico, que considera "totalmente ajeno" a esta confesión religiosa. 

"Los musulmanes tenemos los mismos problemas que los demás", destacó Tatary manifestando su apoyo al proyecto de Alianza de Civilizaciones auspiciado por los gobiernos de España y Turquía, y que será objeto de un congreso los próximos días 15 y 16 en Madrid.

Islam en escuelas y financiación

Coincidiendo con el inicio del nuevo año, Tatary señaló la necesidad de retomar el desarrollo de los acuerdos con la confesión islámica, especialmente en el ámbito de la educación religiosa en las escuelas públicas y la financiación.

La UCIDE reclama al Gobierno "el mismo trato" que al resto de las religiones, principalmente la Católica, especialmente en lo que se refiere a las aportaciones económicas procedentes de las arcas públicas. "No queremos ningún privilegio más. Nosotros mantenemos una postura serena, trabajando para que los derechos no se queden cortos", añadió Tatary.

El presidente de las comunidades islámicas cree que "el puesto de la religión" se debe adaptar a la configuración del Estado. Así, por ejemplo, explicó que "si un musulmán quiere hacer política o defender los derechos de los trabajadores lo ha de realizar en partidos y sindicatos", al margen de la confesión.

"El Gobierno legisla para todos, pero no se obliga a nadie a divorciarse o a casarse con otra persona del mismo sexo", destacó Tatary en referencia a las diferencias existentes entre la Iglesia y el Ejecutivo socialista.

más noticias de SOCIEDAD Ir a la sección Sociedad »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios