Condenada a 16 años de cárcel por matar a su novio por "no satisfacerla"

La Audiencia de Las Palmas condenó a 16 años de cárcel por asesinato a la joven gallega que en junio de 2013 mató de una puñalada en el corazón a su novio en Arinaga (Gran Canaria), en vista de que éste ya "no colmaba sus pretensiones económicas ni sus apetencias sexuales".

El jurado que juzgó el caso hace dos semanas declaró probado que la procesada, Arantxa A. M., una joven de 26 años que se daba "aires de grandeza y no ocultaba su deseo de vivir cómodamente", mató a su novio, Jordi B. P., un catalán 20 años mayor que ella, cuando los problemas económicos por los que atravesaban ya no le permitían financiarle "el alto tren de vida que llevaban".

Luego, envolvió el cadáver en plásticos y lo escondió durante tres semanas en el garaje de la casa de Arinaga, donde siguió viviendo y manteniendo encuentros con otras parejas ocasionales, hasta que en julio de 2013 confesó el crimen a la Guardia Civil. Precisamente por admitir los hechos, la Audiencia concede a la acusada la atenuante de colaboración con la Justicia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios