Desmantelan un importante laboratorio de cocaína en Toledo

  • Detenido un experto 'cocinero' de narcos e incautados 22 kilos de droga y 5.800 litros de productos químicos

La Policía Nacional desmanteló un laboratorio de cocaína en Illescas (Toledo), detuvo a cinco personas, entre ellas un experto cocinero de bandas de narcos, y se incautó de 22 kilos de cocaína, 5.820 litros de productos químicos y 400 kilos de sustancias para elaborar la droga.

En la operación arrestaron a un cocinero colombiano, especializado en extraer la droga que llega desde Sudamérica impregnada o disuelta, y a cuatro españoles, según dio a conocer ayer en Toledo el director general de la Policía, Ignacio Cosidó. El laboratorio estaba montado en dos chalets contiguos de Illescas, en los que se hallaron 22 kilos de cocaína que aún no se había secado y prensado, 5.820 litros de productos químicos contenidos en garrafas y de cerca de 400 kilos de sustancias precursoras en diferentes envases.

Cosidó explicó que era un laboratorio sofisticado, de los que están utilizando las organizaciones de narcotraficantes para introducir la cocaína en España, donde no la traen elaborada, sino impregnada o disuelta en líquidos para después ser tratada antes de introducirla en el mercado.

En este sentido, el comisario jefe de la Brigada Central de Estupefacientes, Ricardo Toro, destacó que se trata de uno de los laboratorios más importantes que se han intervenido en España, donde las organizaciones de narcotraficantes colombianas están montando este tipo de instalaciones, que en este caso habría permitido la producción de una gran cantidad de cocaína. Toro detalló que el destino de los 22 kilos de droga incautada era venderla al por mayor a otras organizaciones de traficantes de España, por lo que se sometería a otros procesos de adulteración y corte que permitiría distribuir una cantidad de droga mucho mayor.

Asimismo, subrayó que el volumen de los productos químicos encontrados suponen que el laboratorio tenía una gran capacidad de producción de cocaína, aunque no se pueden hacer estimaciones sobre la cantidad de droga que podría distribuirse, ya que dependería de las condiciones en las que llegara impregnada o disuelta. El director general de la Policía valoró esta operación porque el tráfico de cocaína sigue siendo la actividad criminal más importante de grupos organizados en España, seguida a muy corta distancia por el blanqueo de capitales.

La acción de la Policía Nacional contra el tráfico de cocaína es cada vez más intensa, ya que desde 2012 a 2015 se han más que duplicado las incautaciones de esta droga; sólo el año pasado se aprehendieron más de 24.000 kilos, añadió. España es uno de los países líderes en la lucha contra el tráfico de cocaína, apuntó Cosidó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios