Detenidas 18 personas por distribuir anabolizantes en gimnasios de varias provincias

  • La operación, en la que se han visto envueltos deportistas destacados del mundo del culturismo, también se ha desarrollado en la provincia de Cádiz, además de en Madrid, Girona, Zaragoza, Albacete, Murcia y Cantabria.

La Guardia Civil detiene a 18 personas implicadas en la elaboración y distribución de medicamentos hormonales y anabolizantes, dentro de la operación denominada 'Universo', desarrollada en los últimos meses en las provincias de Madrid, Girona, Zaragoza, Albacete, Murcia, Cantabria y Cádiz.

Según señaló en un comunicado, esta operación ha permitido descubrir una red integrada, entre otros, por algunos deportistas destacados del mundo del culturismo y responsables de los laboratorios clandestinos, dedicados a distribuir estos productos en gimnasios de todo el territorio nacional. 

En la operación se han intervenido alrededor de 1.800.000 dosis de anabolizantes, esteroides, hormonas y medicamentos de tratamiento de la disfunción eréctil, entre otros, en los 13 registros domiciliarios practicados. Además, se han desmantelado dos laboratorios clandestinos en Madrid y Zaragoza. 

En estos registros además se requisaron materias primas y productos químicos para su manipulación; material de laboratorio para la fabricación de comprimidos y viales; frascos y etiquetas para su comercialización, y pistola de 9 milímetros corto. 

Según informa la Guardia Civil, las personas responsables de los laboratorios clandestinos, contactaban a través de correo electrónico con proveedores de países asiáticos, y una vez acordada la cantidad, importaban ilegalmente por paquetería internacional las materias primas para la manipulación de los medicamentos. 

Una vez recibida la mercancía y careciendo de cualquier conocimiento técnico de carácter farmacéutico, manipulaban los productos con distintos excipientes y disolventes en algunos casos de alta toxicidad, adquiridos mediante compras frecuentes en establecimiento especializados en productos químicos, todo ello siguiendo las instrucciones de manuales obtenidos a través de páginas web de internet.

Una vez elaborado el producto, se vendía a través de internet en algunos casos bajo supuestas marcas comerciales sin registrar o imitando marcas existentes en el mercado farmacéutico legal. Además, se comercializaban, también sin ningún tipo de control sanitario, medicamentos originales procedentes de Asia, Africa y este de Europa, importados de manera irregular en España.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios