Sucesos

Detenidos dos atracadores de bancos históricos que siguieron robando tras fugarse de prisión

  • Los dos detenidos, ambos españoles de 58 y 59 años, suman una veintena de antecedentes por robos con violencia en entidades bancarias desde los años 80.

Dos agentes de Policía de Madrid junto a un furgón blindado. Dos agentes de Policía de Madrid junto a un furgón blindado.

Dos agentes de Policía de Madrid junto a un furgón blindado. / EFE

Comentarios 1

La Policía Nacional ha detenido en Madrid a dos históricos y peligrosos atracadores de bancos de casi 60 años que, tras no volver a prisión aprovechando sendos permisos penitenciarios, habían vuelto a robar en bancos de la capital.

Según la Jefatura Superior de Policía de Madrid, se trata de dos españoles de 58 y 59 años que suman una veintena de antecedentes por robos con violencia, la mayoría en bancos, desde los años 80.

En 2011 fueron detenidos y encarcelados por varios atracos y uno de ellos aprovechó un permiso penitenciario en mayo de 2015 para no volver, y el otro hizo lo mismo dos años después, en mayo de 2017.

Desde este momento habían vuelto a las andadas y ahora se les imputan tres delitos que perpetraban al cierre de los bancos, tras estudiar de manera muy detallada la sucursal, a la que entraban con los rostros tapados con bufandas, gorras y gafas de sol

La investigación comenzó el pasado mes de agosto tras un atraco en una sucursal del distrito madrileño de Chamartín en la que irrumpieron con un arma de fuego y se apoderaron de más de 7.000 euros en efectivo y del reloj de uno de los empleados.

A finales del pasado mes de octubre tuvo lugar otro atraco en una entidad bancaria del madrileño barrio de Chamberí, si bien en este caso no consiguieron ningún botín ya que una de las empleadas pulsó la alarma y huyeron del lugar rápidamente.

La Policía supo, al ver las imágenes de las cámaras de seguridad, que estaba "ante el regreso de dos históricos y peligrosos atracadores" fugados de prisión.

Durante los últimos meses los agentes realizaron numerosas gestiones para su localización, comprobando que siempre utilizaban varios medios de transporte para despistar y que podría alojarse en un piso franco en la zona sur de Madrid.

Así les localizaron cuando transitaban por la calle y les detuvieron, tras lo que el juez decretó su ingreso en prisión.

Uno de ellos llevaba un carné falsificado, con su foto pero otros datos, para dificultar su identificación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios