Educación destinará cinco millones de euros para desarrollar escuelas internacionales

  • A la inversión se le sumará otra de cuatro millones para asegurar la movilidad de profesores y alumnos. Se pretende conseguir la excelencia de los campus españoles.

La secretaria general de Universidades del Ministerio de Educación, María Amparo Camarero, ha asegurado que este año se destinarán cinco millones de euros para el desarrollo de escuelas internacionales de postgrado y doctorado en España. Según ha explicado en la inauguración del encuentro Diez años de Aneca: el futuro de la evaluación de la universidad en España, de la Universidad Internacional Méndez Pelayo, aunque "en un momento de restricciones presupuestarias hay que ser cuidadosos con la gestión de los recursos públicos, esta inversión ayudará a conseguir la excelencia de los campus españoles". Además, también se destinarán cuatro millones de euros para garantizar la movilidad de profesores y alumnos y se convocarán 950 becas del programa de Formación del Profesorado Universitario (FPU).

"Conseguiremos graduados de alta calidad y una reputación de nuestras instituciones cuando las universidades consigan atraer a los mejores estudiantes y profesores", ha dicho Camarero. También ha destacado la labor que ha realizado en los últimos años la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (Aneca), en la implantación y evaluación de los nuevos grados y máster que siguen las directrices del nuevo marco europeo de enseñanza superior. "En poco tiempo nuestras universidades ya cuentan con planes adaptados y verificados, y son capaces de ofrecer educación de calidad", ha aseverado.

Respecto a la labor de Aneca en el control de la calidad de las universidades, Camarero ha señalado que en la última década la preocupación por la evaluación de la calidad ha constituido un rasgo "esencial" de la educación superior en los países más desarrollados y en Europa se ha convertido en una práctica generalizada.

En palabras de la secretaria general, "la tendencia a fomentar los mecanismos de evaluación ha pasado de ser voluntaria a indispensable para la subsistencia de la universidad con el objetivo de ofrecer a los jóvenes estudiantes la mejor formación con las mayores garantías". De esta forma, ha explicado, "el estudiante universitario se situará en la sociedad como experto de conocimiento en un ámbito específico y como ciudadano competente".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios