España pasa a la cola de Europa en atención a los inmigrantes 'sin papeles'

  • Un estudio de Médicos del Mundo constata el paso de ser un país modélico en sanidad a reunir las peores prácticas El documento alerta de la xenofobia como un problema creciente

Comentarios 15

España ha pasado de ser un país modélico en atención sanitaria universal a concentrar las peores prácticas en atención a los inmigrantes indocumentados. Médicos del Mundo lanzó ayer un duro diagnóstico sobre el acceso a la sanidad pública de los más desfavorecidos en la Unión Europea. Los expertos de la ONG destacan el caso de España, que se ha convertido en "el peor ejemplo", en palabras del presidente de la organización en Bélgica, Michel Degueldre.

La ONG presentó ayer un informe, basado en datos recogidos entre aproximadamente 8.000 pacientes en siete países de la Unión Europea (UE), que afirma que las medidas de austeridad están teniendo un "profundo efecto negativo" en los programas de protección social, incluyendo la atención sanitaria.

Médicos del Mundo consideró que, más allá de la exclusión de los inmigrantes indocumentados, el Gobierno ha utilizado "el argumento de la austeridad" para pasar de un concepto de cobertura sanitaria universal para todas las personas que viven permanentemente en el país, "sea cual sea su estatus", a un sistema de seguridad social "basado en el trabajo".

El 97% de los pacientes recibidos en las consultas de esta organización carecían de acceso al sistema público. Además, un 62% habían acudido previamente a un centro público y se les había negado el acceso, muy por encima de la media del 20% que se obtiene al tener en cuenta el resto de los países del estudio.

Recordó que ya expresó su rechazo a la reforma en una carta abierta al Ministerio de Sanidad y en una campaña en la que los profesionales de la salud reclamaron su "derecho a curar", y que fue firmada por 30 organizaciones y 23.000 personas.

"Con esta nueva medida, España ha perdido su posición en la vanguardia de los estados miembros que garantizan una atención sanitaria universal", concluyó la organización.

El informe recuerda asimismo que cuatro comunidades autónomas (Andalucía, Asturias, el País Vasco y Cataluña) se opusieron públicamente al decreto por lo que pusieron en marcha mecanismos especiales para garantizar un acceso gratuito a la atención sanitaria para todos, "como era el caso antes de la reforma".

"Como profesionales de la salud, exigimos nuestro derecho a prestar atención sanitaria a todos los pacientes, sin importar su estatus social u origen étnico", enfatizó en un comunicado el presidente de la rama española de Médicos del Mundo, Álvaro González.

Por otra parte, el informe también identifica la xenofobia como un problema creciente, con los inmigrantes "a menudo convertidos en chivo expiatorio de los problemas económicos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios