España, entre los países que más extranjeros reciben para diagnósticos genéticos

  • El Instituto de Prospectiva Tecnológica, de la Comisión Europea, ve en el fenómeno causas económicas y legales

España, Bélgica y la República Checa son los tres países de la UE que más pacientes extranjeros reciben cada año para la realización de un diagnóstico genético preimplantatorio (DGP), procedimiento que permite a las parejas con enfermedades hereditarias tener hijos sanos.

Así lo revela un estudio, el primero que se realiza a escala europea, que destaca que esa técnica está muy arraigada en numerosos países, pero que la legislación, las normas y los requisitos de acreditación varían en gran medida. El trabajo ha sido realizado en el Instituto de Prospectiva Tecnológica, radicado en Sevilla y ha contado, entre otros, con la participación de Guillermo Antiñolo, especialista del Hospital Virgen del Rocío, de Sevilla.

Además, este análisis pone de relieve la existencia de un verdadero "turismo sanitario" de pacientes que se desplazan por Europa para someterse a una de esas pruebas, generalmente por motivos legales y económicos, pero también por la inexistencia de las mismas en su lugar de origen.

Los principales países a los que viajan los pacientes son España, Bélgica y la República Checa, que reciben a ciudadanos procedentes de otros estados de la UE, pero también de EEUU, Líbano e Israel. Según el informe, las parejas extranjeras que se tratan en España lo hacen por motivos legales y por la facilidad de someterse a las pruebas y proceden en su mayoría de Italia, Alemania, Portugal, el Reino Unido y Turquía. Aunque hasta hace poco también muchas parejas españolas viajaban a Bélgica y EEUU para someterse a tratamiento, la situación ha cambiado con la Ley sobre Técnicas de Reproducción Asistida, que aprobó el diagnóstico preimplantatorio, según señala el documento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios