La Fiscalía de Tarragona abre diligencias por la fuga radiactiva de Ascó

  • Greenpeace denuncia que los trabajadores no supieron del escape hasta 5 meses después

La Fiscalía de Tarragona abrió ayer una investigación para determinar si hay indicios de delito en la emisión de partículas radiactivas que se produjo el pasado mes de noviembre en la central nuclear de Ascó.

Fuentes judiciales informaron de que dichas actuaciones dirimirán si existen responsabilidades en la emisión de partículas radiactivas y en la posterior gestión del incidente. Las diligencias, abiertas de oficio, se suman a la denuncia que Greenpeace y Ecologistas en Acción han presentado ante el fiscal por la liberación de radiactividad al medio ambiente provocada por la central de Ascó, en la que se pide una investigación sobre el suceso y el inicio de acciones penales.

Carlos Bravo, responsable de Greenpeace, explicó que los trabajadores de la central afirman que no supieron de la fuga hasta el presente mes de abril, cinco meses después del suceso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios