Francia impone los alcoholímetros en todas sus discotecas

  • La medida entra en vigor como parte de una nueva ley para prevenir los accidentes de tráfico que pretende generalizar el "autocontrol".

Comentarios 1

 Las discotecas y los locales nocturnos donde se sirva alcohol en Francia deberán disponer a partir de este jueves de alcoholímetros a disposición del cliente, después de entrar en vigor una nueva normativa gubernamental para prevenir los accidentes de tráfico

La medida obliga a esos establecimientos a contar con alcoholímetros químicos o electrónicos, que los clientes podrán exigir para conocer su estado de embriaguez, indicaron en un comunicado conjunto los Ministerios de Transporte, Interior y Salud. 

La normativa se hace efectiva un día después de que el presidente francés, Nicolas Sarkozy, anunciase que antes de la próxima primavera todos los vehículos tendrán que llevar obligatoriamente un alcoholímetro que impida su arranque en caso de dar positivo. 

El Gobierno galo espera, mediante un distintivo ubicado a la salida de los locales donde se podrá leer Sople y sabrá, que se "generalice el gesto de autocontrol". 

La medida llega unas semanas antes de las fiestas de fin de año, donde tradicionalmente se producen más detenciones por casos de embriaguez al volante. 

En Francia, donde el máximo autorizado es de 0,25 miligramos por litro de aire espirado, el mismo que en España, perdieron la vida 1.150 personas en 2010, más de la mitad de los cuales lo hicieron un fin de semana. 

Se trata de un problema que toca de cerca a los jóvenes, ya que cada semana las carreteras de Francia se cobran la vida de una veintena de personas de entre 15 y 24 años, recordó el Ejecutivo en su nota. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios