El Gobierno quiere instalar desfibriladores cardiacos en sitios públicos

  • La norma pretende evitar una parte de las 70.000 muertes por infarto que acaecen al año

El ministro de Sanidad, Bernat Soria, anunció ayer la creación de un grupo de trabajo que se encargará de elaborar, en colaboración con las comunidades autónomas, empresas y sociedades científicas, una normativa nacional que permita la instalación de desfibriladores en los lugares públicos "donde puedan producirse aglomeraciones" de gente, como aeropuertos, estadios de fútbol o estaciones. En España mueren cada año unas 70.000 personas por infarto cardiaco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios