Hallan los cuerpos de una anciana y su hijo, muertos desde hacía 5 años

  • A pesar de que una vecina había alertado a la policía nadie se ha preocupado por el paradero de la anciana y de su hijo, salvo el jefe de éste porque le debía dinero.

Los cadáveres de una anciana y de su hijo han sido hallados en su vivienda, situada en la localidad belga de Jette (noroeste de Bruselas), cinco años después de su fallecimiento, ha informado hoy el diario francófono La Derniére Heure. El juez responsable del informe de sucesión relativo a la muerte del padre de la familia descubrió la macabra escena el pasado miércoles, cuando en el marco de sus tareas decidió visitar la vivienda.

El cadáver de Giovana Muzati, de 80 años, se encontraba en el suelo de uno de los dormitorios, justo a la cama donde estaba echado el cuerpo sin vida de su único hijo, Umberto Lucano, de 49. La investigación apunta a que las muertes se remontan al verano de 2004, en base al estado de los cuerpos y a algunos indicios hallados en la casa, como los calendarios, la correspondencia o la comida, explica el periódico.

A pesar de que una vecina había alertado a la policía e incluso al alcalde más de veinte veces, el único agente que se desplazó al lugar no llegó a entrar en la vivienda. Según el testimonio de esta vecina, recogido en el rotativo, durante todos estos años nadie se preocupó por el paradero de la anciana y de su hijo, salvo el jefe de este último que se presentó en la casa hace unos meses porque, según le explicó a esta mujer, el hombre le debía dinero.

Los postigos de puertas y ventanas de la vivienda estaban cerrados, por lo que las autoridades locales, que dedujeron que la madre y su hijo habían regresado a Italia, su país de origen, borraron del registro de Jette a los fallecidos en 2005.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios