Hallan muertos a una anciana y su hijo en su vivienda de Barcelona

  • El juez duda del carácter sexual de las fotografías al considerar que se tomaron con fines médicosLa Policía contempla una muerte natural y un suicidio ante la ausencia de señales de violencia

La Audiencia de Lérida acordó ayer el sobreseimiento de la causa contra los padres de Nadia porque no ha quedado "mínimamente justificado" que cometieran el delito de pornografía infantil y exhibicionismo por los que un juez acordó enviarles a juicio, a raíz de las fotos en las que aparecían practicando sexo junto a la menor.

En un auto, que no se puede recurrir, la Audiencia revoca la decisión del titular del juzgado de instrucción número 1 de La Seo de Urgel(Lérida). Según el escrito, el juez no considera probado que los padres mantuvieran relaciones sexuales mientras la niña estuviera despierta, pese a ejecutarlas en la misma cama donde dormía la menor.

En este sentido, además, el juez da por válida la versión de los padres al asegurar que la niña estaba dormida mientras practicaban sexo y, para ello, se apoya en la hora en las que las fotografías fueron tomadas, alrededor de la medianoche.

En relación a la decena de imágenes encontradas en el ordenador de los padres en las que se podía ver a la menor desnuda y en diferentes poses, el juez cree que "difícilmente se puede afirmar con rotundidad que tengan un inequívoco contenido sexual".

Además, explica el escrito de la Audiencia, esas fotografías se encontraron en un archivo junto con otras imágenes de la niña con sarpullidos o erupciones cutáneas, "corroborando" una vez más la versión de los padres que afirmaron que las fotografías se tomaron "con fines médicos".

Finalmente, el juez se apoya en la no difusión de las fotografías, por lo que "en ningún caso se utilizaron fuera del ámbito familiar".

Los Mossos d'Esquadra investigan la muerte de una anciana de 96 años de edad y su hijo, de 75, cuyos cadáveres fueron hallados ayer en el interior de un piso en Badia del Vallès (Barcelona), aunque por el momento no se aprecian indicios de muerte criminal. La Policía autonómica acudió a la vivienda tras ser alertada por los vecinos del edificio ante el fuerte olor que se desprendía del inmueble.

A la espera de los resultados de la autopsia, agentes de la unidad científica se desplazaron al domicilio para recabar pistas que ayuden a esclarecer los hechos. Entre otras hipótesis, los Mossos investigan si la anciana habría fallecido por causas naturales, mientras que su hijo, que tenía una gran dependencia de la mujer, se habría suicidado tras llegar a casa y encontrar a su madre muerta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios