Identificadas 25 víctimas mortales en una zona desolada que podrá ser reconstruida por la UE

La ministra de Administración Interna de Portugal, Constança Urbano de Sousa, dijo ayer que ya habían sido identificadas 24 de las 62 víctimas mortales -no había fallecido aún el bombero que supuso la víctima 63- que provocó el incendio desatado el sábado en Pedrógão Grande.

Urbano de Sousa subrayó que los equipos forenses trabajan sin descanso para identificar a los fallecidos, cuyos restos fueron trasladados a Coimbra para realizar los análisis pertinentes. Asimismo, aseguró que oficialmente no se tiene constancia de que haya extranjeros entre las víctimas, aunque el Gobierno francés confirmó ayer que uno de sus ciudadanos pereció entre las llamas. Apuntó que "varias áreas están cediendo favorablemente" a los esfuerzos de los más de 2.000 efectivos desplegados en los distritos de Leiria -el más afectado-, Castelo Braco y Coimbra, todos en el centro de Portugal.

Por su parte, el comandante de operaciones de los servicios de Protección Civil lusos, Elíseo Oliveira, aseguró que la temperatura aumentó ayer.

Los bomberos y el personal sanitario del equipo de Emergencia y Respuesta Inmediata de la Comunidad de Madrid (Ericam), que partió la noche del domingo a Portugal encontraron un ambiente "desolador", con un fuego "muy intenso" y llamas de hasta cuatro metros de altura, según indicó Aitor Soler, oficial del área del cuerpo de bomberos de Ericam que coordina las labores de extinción en Cha de Alvares.

No ha pasado por alto la UE la tragedia en Portugal. Jyrki Katainen, vicepresidente de la Comisión Europea, aseguró ayer que Bruselas puede cofinanciar hasta el 95% de los costes de la reconstrucción a través del Fondo de Solidaridad. "Si fuese necesario, existe el Fondo de Solidaridad Europeo, que permite usar fondos estructurales y la Unión Europea podrá compartir hasta el 95% de los costes de la reconstrucción", afirmó Katainen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios