Internet y Hacienda, un matrimonio feliz

Al menos eso se deduce del número de contribuyentes que usan la red para liquidar sus impuestos, que aumenta exponencialmente. Sin esperar cola y en el momento en que usted quiera y sólo a cambio de obtener la firma digital, que le servirá para varios años. Además, para el ciudadano medio, no estamos hablando únicamente de hacer la declaración telemática, también hay que añadir el acceso a nuestros datos en cualquier momento del año, seguimiento de los pagos, calendario previsto, aplazamiento de deudas, requerimientos, devoluciones, etiquetas, etc. Un servicio que, con las lógicas prácticas y precauciones, no es complicado de aprender. Bastará con bajarse el programa Padre y seguir las instrucciones. Igualmente, el contribuyente encontrará en internet asesoría gratuita y directa sobre sus dudas a la hora de completar la declaración. Destacamos el servicio que da la propia Agencia Tributaria con su simulador de renta, sobre todo a raíz de saberse que puede haber conceptos no del todo claros en los borradores que envía la propia Administración, como la famosa casilla 737 de inversión en vivienda habitual. Desde aquí, podrá usted calcular todas sus deducciones y terminar de conocer el resultado. Un instrumento muy útil no sólo para estas semanas, sino para todo el año, ya que usted podrá decidir hacer más o menos inversiones dentro del año fiscal en curso y, por lo tanto, aplicarse las deducciones. En definitiva, con internet puede usted controlar al milímetro su comportamiento fiscal, gratis y cómodamente.

http://www.aeat.es

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios