Investigan la muerte de un paciente que tomó un laxante tóxico

  • Trece personas han sido afectadas por consumir un producto preparado por error con sulfato de manganeso en Barcelona.

Los servicios de vigilancia epidemiológica de la Dirección General de Salud Pública de la Generalitat catalana han iniciado una investigación que ha permitido identificar a trece personas afectadas por el consumo de un preparado con un error de composición al contener sulfato de manganeso en lugar de sulfato de magnesio, una de las cuales falleció por un fallo hepático, según informó el departamento que dirige Marina Geli en un comunicado.

La Generalitat ha detectado que los afectados asistían a una sesión sobre depuración hepática en un centro de yoga de Terrassa (Barcelona). De éstas trece, siete fueron ingresadas en el Hospital Mútua de Terrassa --de las que cinco ya han sido dadas de alta, una se mantiene en observación y otra murió por un cuadro de shock, relacionado con fallo hepático-- y otro permanece ingresado en la Clínica Teknon y evoluciona de forma favorable. El resto no requirió ingreso hospitalario.

Fuentes de la Conselleria de Salud aseguraron a Europa Press que se está realizando la autopsia al fallecido para esclarecer las causas de la muerte y conocer si está relacionada con el consumo de este preparado.

Las investigaciones y actuaciones en curso se dirigen, por una parte, a retirar el producto de los puntos de distribución y, por otra, identificar las personas que la adquirieron y los afectados por su consumo. El producto está originariamente envasado por la Farmacia Coliseum de Barcelona.

El sulfato de magnesio se utiliza, entre otras indicaciones, como laxante. En cambio, la ingestión de sulfato de manganeso por vía oral, en dosis elevadas y de manera puntual, puede dar lugar a irritación en las mucosas de la boca, faringe, esófago y tracto intestinal. También puede provocar náuseas, vómitos, dolores de estómago y trastornos gastrointestinales que, en caso de ingestas muy importantes, pueden ser graves.

La Conselleria de Salud tiene conocimiento de la distribución de un número limitado de envases, aproximadamente unos 90, algunos de 100 gramos y otros de 250 gramos.

El producto con error de etiquetaje ha sido vendido en algunas farmacias, principalmente de las comarcas del Barcelonès y el Vallès Occidental. Salud afirma que no parece que se haya distribuido a nivel de otros puntos de venta, como herboristerías o tiendas de dietética.

La Conselleria de Salud pidió a los ciudadanos que en las últimas semanas hayan podido adquirir un preparado de estas características que dejen de utilizarlo y conserven el envase, se pongan en contacto con Sanitat Respon y, si ya se ha hecho uso, visite a su médico para que evalúe su estado de salud.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios