La Justicia europea sentencia que los aviones deberán pagar por sus emisiones

  • La medida, que sólo afecta a las naves que aterricen o despeguen en la UE, entrará en vigor el próximo 1 de enero. EEUU, China y Brasil rechazan la norma.

 El Tribunal de Justicia de la UE sentenció este miércoles que la inclusión de la aviación en el sistema europeo de derechos de emisión de dióxido de carbono (CO2) es legal, de modo que todos los aviones que operen en Europa deberán pagar por cada tonelada de gases de efecto invernadero que generen. 

El veredicto respalda la postura de la Unión Europea (UE), que decidió que a partir del próximo 1 de enero todos los aviones que aterricen o despeguen de sus aeropuertos deberán pagar en función del CO2 que emitan durante el trayecto, una medida que puso en pie de guerra a países como EEUU, China y Brasil. 

Se desestima así la demanda presentada por aerolíneas norteamericanas -que quieren evitar que sus vuelos de larga distancia tengan que pagar la cuota- ante la Justicia británica, que a su vez consultó al Tribunal europeo sobre el caso. 

Las aerolíneas de EEUU y Canadá denunciaron que la UE violaba el derecho internacional al obligar a sus vuelos a pagar por el CO2 que liberan durante todo el trayecto y reclamaban pagar únicamente por la cantidad emitida mientras sobrevuelan territorio europeo. 

Sin embargo, el Tribunal Europeo consideró que dado que la medida sólo afecta a las aeronaves que aterrizan o despegan en la UE, momento en el que los aviones están sometidos a la plena jurisdicción comunitaria y, por tanto, no se viola el principio de territorialidad ni el de soberanía de países terceros. 

Las compañías aéreas estadounidenses y canadienses alegaron también que al incluir a la aviación en el sistema de comercio de derechos de emisiones de (ETS), la UE violó varios acuerdos internacionales porque aseguran, ésta grava el combustible. 

La sentencia, por el contrario, afirma que el ETS no infringe la obligación de no imponer gravámenes y tasas al combustible, puesto que no existe relación directa e indisociable entre la cantidad de combustible que posee o consume un avión y la carga que debe pagar el operador. 

El ETS se basa en mecanismos de mercado, de modo que el precio de los créditos que dan derecho a emitir CO2 varía en función de la oferta y la demanda. 

Las primeras reacciones no se han hecho esperar, minutos después de conocerse el fallo el eurodiputado alemán cristiano-demócrata Peter Liese instó a EEUU y Canadá a respetarlo en un comunicado: "Espero que tanto EEUU como otros países respeten la decisión; cuando alguien recurre a los tribunales, debe respetar su sentencia". 

El diputado alemán socialista Jo Leinen recordó en otra nota que "también las empresas y los ciudadanos de EEUU tienen que cumplir la ley de la UE" y aseguró que el comportamiento de el país norteamericano respecto a esta cuestión es "arrogante e ignorante". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios