Levantan el arresto domiciliario al capitán del 'Costa Concordia'

  • El responsable del naufragio que se cobró treinta vidas queda en libertad a la espera del juicio

La juez italiana encargada de la instrucción del caso por el naufragio del crucero Costa Concordia el pasado 13 de enero levantó ayer el arresto domiciliario al capitán del barco, Francesco Schettino.

Según informó ayer en un comunicado Bruno Leporatti, abogado de Schettino, la juez de instrucción Valeria Montesarchio decidió sustituir la medida cautelar dictada por ella misma el 17 de enero por la obligación de someterse a controles rutinarios en el municipio de su residencia, Meta di Sorrento (sur), del que podrá alejarse solo previa autorización judicial.

Schettino está acusado de homicidio culposo múltiple, abandono de la nave, naufragio y de no haber informado inmediatamente a las autoridades portuarias de la colisión contra un escollo que provocó el naufragio del buque, que causó 30 muertos, entre ellos un español y dos peruanos, y dos desaparecidos.

La Fiscalía de Grosseto ha reclamado estos meses la prisión preventiva para Schettino al considerar que existía riesgo de fuga y de alteración de las pruebas, pero el Tribunal Supremo rechazó este recurso el pasado 10 de abril, confirmando el arresto domiciliario ahora revocado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios