Liberadas dos menores tras ser vendidas por su familia por 20.000 euros

  • Las jóvenes se refugiaron en casa de su hermana tras huir de los abusos sexuales de su padre y ésta las entregó a otros clanes para matrimonios forzosos 

Comentarios 2

La Policía Nacional ha liberado en Valladolid y Zamora a dos menores que tras huir de la vivienda familiar por sufrir abusos sexuales de su padre, se refugiaron en la casa de su hermana, quien vendió a cada una por 10.000 euros a otros clanes para matrimonios forzados. 

En la operación, según ha informado la Policía Nacional en un comunicado y han detallado a Efe fuentes del Cuerpo, se han producido siete detenciones, cuatro en Morales de Toro (Zamora) y tres en Pozaldez (Valladolid). 

Las detenciones y la liberación de las menores, de 16 y 17 años, ocurrieron el pasado martes de forma simultánea en domicilios de Morales de Toro y Pozaldez a los que pertenecían los implicados, según han indicado  fuentes policiales. 

Las dos menores, al parecer habían sufrido previamente abusos por parte de su padre cuando residían en la provincia de Valladolid, por lo que su madre, que vive en Andalucía, las envió con otra hermana que reside en Morales de Toro y fue ésta y su marido los que presuntamente las vendieron. 

Al respecto, el alcalde de Morales de Toro, Luis Segovia, ha indicado que cuando se produjeron las detenciones el pueblo se vio sorprendido por la presencia de una veintena de agentes, por lo que debido al despliegue inicialmente pensaron que podría tratarse de un asunto terrorista. 

Ha explicado que la familia que presuntamente efectuó la venta de las menores está "bastante bien integrada" en el pueblo, en el que reside desde hace cuatro o cinco años. 

El máximo responsable municipal ha asegurado además que todos menos uno de los detenidos en el pueblo han quedado ya en libertad. 

Tras la supuesta venta a otros clanes, una de las menores se asentó en la casa de otro grupo familiar de Morales de Toro, donde los agentes que la liberaron comprobaron que estaba enferma y no recibía asistencia médica porque, al parecer, la matriarca no lo veía necesaria. 

La otra hermana fue vendida a un clan familiar situado en Pozaldez y tras su liberación se pudo comprobar que, además, supuestamente había sufrido abusos sexuales por el marido de su hermana. 

En la operación policial, denominada Novillo, se realizaron tres entradas y registros simultáneos de domicilios de estos dos municipios, en los que se practicaron las detenciones y se liberaron a las dos menores, de las que se ha hecho cargo un centro de acogida de la Junta de Castilla y León. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios