Localizado el dueño de la iguana de 2 metros hallada Valladolid

  • Al propietario, se le imputa una presunta falta de apropiación indebida y una infracción a la ley de sanidad animal y al reglamento de protección de animales de compañía

Comentarios 1

El Seprona de la Guardia Civil ha identificado al dueño de la iguana de dos metros encontrada el pasado 25 de junio en Zaratán (Valladolid), a quien se le escapó de su domicilio, donde la tenía desde hacía tres años de forma ilegal.

Al propietario, vecino de Zaratán, se le imputa una presunta falta de apropiación indebida y una infracción a la ley de sanidad animal y al reglamento de protección de animales de compañía, que legisla el abandono de animales vivos o la falta de vigilancia y control sobre éstos.

El Servicio de Protección de la Naturaleza ha asegurado que la repercusión que tuvo la noticia del hallazgo provocó que numerosas personas reclamasen la titularidad del animal en el teléfono de asistencia al ciudadano de la Guardia Civil de Valladolid, ha informado hoy en una nota de prensa.

A raíz de estas llamadas, el Seprona inició un proceso de investigación mediante el análisis de pruebas documentales, fotográficas y la toma de declaraciones a varias de las personas reclamantes de la pertenencia de la iguana. Una vez concluido el proceso, se concluyó que el animal se había escapado del domicilio de un vecino de Zaratán.

Finalmente, la investigación determinó que la persona a la que se atribuye la titularidad, quien no acreditó con documentación la propiedad del animal, la había tenido en su domicilio.

Al parecer, la encontró hace unos tres años en los patios interiores de un barrio céntrico de Valladolid, concretamente en la calle Reyes Católicos, y se la llevó a su casa, donde la metió en un terrario de cristal, sin comunicar el hallazgo a las autoridades competentes.

Mientras el Centro de Asistencia Técnica e Inspección del Comercio Exterior de Valladolid realiza las gestiones para determinar la valoración del animal y el sitio adecuado para su destino final, el animal ha sido ubicado de nuevo en el terrario donde el presunto infractor la tuvo durante tres años.

La razón de esta devolución temporal reside en la facilidad de este tipo de animales para enfermar tras un cambio drástico de hábitat, según las mismas fuentes, que han añadido que el animal ha permanecido, desde su hallazgo, en el centro de recuperación de animales silvestres, en Valladolid.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios