Lores musulmanes llegan a Sudán para liberar a la maestra condenada

La profesora británica condenada en Sudán por permitir a sus alumnos llamar Mahoma a un oso de peluche recibió ayer la visita de dos lores musulmanes desplazados al país africano para lograr su liberación, quienes la encontraron de "buen ánimo".

El laborista Nazir Ahmed, el primer musulmán que accedió a la Cámara de los Lores, y Sayeeda Hussain Warsi, del Partido Conservador, se entrevistaron con Gillian Gibbons, de 54 años, en un lugar secreto en Jartum, informó la cadena británica BBC.

Los dos lores se han reunido también con un miembro del Gobierno sudanés, aunque a última hora de la tarde de ayer aún no habrían sido recibido por el presidente del país, Omar al Bashir, según la misma fuente. "Gibbons Estaba de buen humor, estaba contando chistes", dijo la baronesa Warsi a la cadena británica Sky News y añadió que habían mantenido varias reuniones durante la mañana y celebraría algunas más en la tarde de ayer.

"Estamos aquí con un orden del día, un orden del día muy claro, y las autoridades sudanesas son conscientes de ello. Estamos dejando muy clara nuestra opinión en estas reuniones y esperamos que podamos resolver este asunto", reivindicó.

El ministro británico de Asuntos Exteriores, David Miliband, habló ayer con las autoridades sudanesas para reiterarles la preocupación de su Gobierno por la continuada detención de la ciudadana británica, indicó un portavoz del Foreign Office.

Gibbons ha recibido también la visita de personal consular de la embajada británica en Jartum, con los que ha pasado alrededor de hora y media y a los que ha confirmado que está siendo "bien tratada", añadió la fuente. La mujer ha sido trasladada por las autoridades desde la cárcel de mujeres de Omdurman, al este de la capital sudanesa, a un lugar secreto para garantizar su seguridad.

Gibbons fue detenida el pasado domingo después de que el Ministerio sudanés de Educación recibiera quejas porque había permitido a sus alumnos de primaria del Unity High School de Jartum ponerle el nombre de Mahoma a un oso de peluche.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios