México confirma la muerte del jefe del cártel de Los Zetas y el robo de su cadáver

  • Heriberto Lazcano, un capo sanguinario experto en tácticas militares, fallece en un tiroteo con el ejército. Los forenses habían tomado sus huellas y practicado la autopsia antes de que un grupo armado se lo llevara de la funeraria.

Comentarios 4

Las autoridades mexicanas aseguraron este lunes que las huellas y rasgos fisonómicos de un hombre muerto en un enfrentamiento con infantes de marina coinciden con los del capo de Los Zetas, Heriberto Lazcano, cuyo cuerpo, según la Fiscalía, fue robado el lunes de la funeraria por un grupo de pistoleros. La Secretaría de Marina indicó en un comunicado que "al realizar una búsqueda en las bases de datos dactilares de las huellas de los dedos pulgar, índice y medio, tomadas de la mano derecha" de uno de los presuntos criminales muertos el domingo en el estado de Coahuila se determinó que puede tratarse de Lazcano, alias El Lazca. Además, se hizo un "análisis de las imágenes fotográficas del criminal abatido" que muestra que "los rasgos fisonómicos coinciden con los de Heriberto Lazcano Lazcano", agrega la Marina, que anexó en el comunicado dichas imágenes. "Con la información y muestras recabadas durante la necropsia se continúan haciendo las pruebas periciales correspondientes" para confirmar la identidad plenamente, explicó.

La Armada de México reiteró que los cuerpos de los dos presuntos criminales "fueron puestos a disposición de las autoridades locales correspondientes". Unos minutos después de difundirse el comunicado de la Marina, el fiscal de Coahuila, Homero Ramos, reveló en una rueda de prensa en la ciudad de Saltillo, la capital estatal, que un grupo armado se llevó de una funeraria de la localidad de Sabinas los cuerpos de los dos presuntos criminales. Después de someter al personal de la Funeraria García, el lunes "un comando armado, cubierto el rostro y fuertemente custodiado tomó los cuerpos y en el coche fúnebre los sustrajeron de las instalaciones obligando al propietario a conducir dicho vehículo", indicó.

Agregó que antes del robo el equipo de forenses de la fiscalía estatal ya había tomado "las huellas digitales de los cadáveres, así como fotografías de los mismos para proceder a su identificación". También "realizaron la necropsia para determinar la causa de la muerte", así como un "análisis comparativo de la fotografía del cadáver con la similar que se contaba en servicios periciales de Heriberto Lazcano Lazcano, resultando positiva dicha comparativa", añadió.

El otro presunto criminal que murió el domingo pasado fue identificado como Mario Alberto Rodríguez, 44 años de edad y residente en la ciudad de Sabinas. "Entre sus ropas se le encontró una identificación de licencia conducir", dijo Ramos, quien precisó que el segundo fallecido en el enfrentamiento con infantes de marina "no portaba documento de identidad", es decir, el que se presume que era Lazacano.

Un capo sanguinario

El Lazca, fundador y líder de Los Zetas, ganó fama por ser un capo sanguinario experto en tácticas militares de élite. Lazcano estaba considerado desde junio de 2009 como "objetivo prioritario" por el Equipo de Control de Drogas contra el Delito Organizado de Estados Unidos, donde se enfrenta a cargos que le llevarían a una condena mínima de diez años. Según una acusación formal en 2009 de una corte estadounidense, Lazcano y sus cómplices enviaban cargamentos de cocaína y marihuana "desde Colombia y Venezuela a Guatemala, así como a diversas ciudades y plazas en México", desde donde eran remitidos a Texas. Entre los envíos de los que sería responsable está un cargamento de 11,7 toneladas de cocaína decomisado en octubre de 2007 y que en su momento fue considerada la mayor incautación de esa droga realizada en México. El Lazca también usaba programas sofisticados para controlar los pagos regulares que hacían Los Zetas a funcionarios y agentes de fuerzas públicas, según las autoridades estadounidenses.

Según distintas versiones periodísticas, Lazcano nació en 1974 en Hidalgo (centro de México), ingresó en el ejército mexicano en la década de 1990 y unos ocho años más tarde, tras alcanzar el grado de cabo, se retiró para sumarse a un grupo de sicarios encargado de dar protección del líder del cártel del Golfo, Osiel Cárdenas, detenido en 2003 y extraditado a Estados Unidos. La crueldad de Lazcano es tal, que según los testimonios de algunos de sus lugartenientes, solía arrojar a algunas de sus víctimas a los animales salvajes que tenía en una de sus haciendas. Otros testimonios señalan que los hombres de Lazcano obligaban a algunas de sus víctimas a enfrentarse entre sí a muerte por pura diversión.

Tras la extradición de Cárdenas, Los Zetas entraron en confrontación con sus antiguos jefes en el cártel del Golfo generando una sangrienta disputa centrada en los estados del nordeste de México. Después de su ruptura con el Cártel del Golfo, Los Zetas se consolidaron como una de las dos mayores organizaciones del narcotráfico extendiendo sus operaciones a 17 de los 32 estados de México, en rivalidad con el cártel de Sinaloa de Joaquín El Chapo Guzmán, según la consultora estadounidense en temas de seguridad Stratfor. Hace tres años las autoridades mexicanas incluyeron a Lazcano en la lista de 37 mayores narcotraficantes y ofrecieron por su captura o muerte 2,3 millones de dólares. EEUU ofrecía por su parte cinco millones de dólares de recompensa.

Bajo el mando de El Lazca, Los Zetas están considerados responsables de algunas de las mayores matanzas realizadas por grupos de narcotráfico, como la de 72 migrantes de Centro y Sudamérica en agosto de 2010 y la de 52 personas en un incendio provocado en un casino un año después. Más de 60.000 personas han muerto en México en una ola de violencia que empezó en diciembre de 2006, cuando el presidente Felipe Calderón lanzó una ofensiva militar contra de los cárteles de la droga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios