Muere ahogado un bebé que viajaba en una patera junto a otros 13 inmigrantes

  • La embarcación, de tipo neumática, ha naufragado frente a aguas de Melilla. La madre de la víctima se encuentra hospitalizada en la unidad de cuidados intensivos.

Comentarios 9

Un bebé de unos ocho meses ha muerto ahogado tras naufragar frente a aguas de Melilla la patera en la que viajaba junto a otros 13 inmigrantes de origen subsahariano, entre ellos su madre, que se encuentra ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Comarcal de Melilla.

Según han informado fuentes policiales, el naufragio de la embarcación, tipo neumática, se ha producido en torno a la una y media de la madrugada, a la altura del faro situado junto a las escolleras de la zona conocida como Trápana.

La Delegación del Gobierno ha precisado en un comunicado que a esa hora los miembros del Grupo Especialistas en Actividades Subacuáticas (GEAS) localizaron la embarcación "semihundida" con todos sus ocupantes en el agua. En concreto, viajaban diez varones, uno de ellos menor, tres mujeres y el bebé, cuya edad será confirmada por el médico forense, así como las causas exactas de su muerte, tras la realización de la autopsia.

Salvo el bebé fallecido y las tres mujeres que necesitaron de asistencia médica en el Hospital Comarcal, los adultos y el menor llegaron en buen estado. Los adultos han sido trasladados al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI), en tanto que el menor ha quedado a disposición de la Policía Local para su posterior traslado a uno de los centros de acogida dependientes del Gobierno autonómico.

De las mujeres asistidas en el Hospital Comarcal, una, que es la única que pregunta por el bebé fallecido, se encuentra en la UCI al presentar un cuadro de condensación bilateral basal, hipotermia y compromiso respiratorio, si bien su evolución es buena y en breve será trasladada a planta, según la Delegación del Gobierno. Las dos restantes han permanecido en observación unas horas y han sido dadas de alta esta mañana.

El delegado del Gobierno, Abdelmalik El Barkani, lamenta la trágica muerte del bebé y subraya la necesidad de proteger a los inmigrantes de la actuación "despiadada" de las mafias que trafican con seres humanos, poniendo en riesgo sus vidas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios