Muere el fundador de los Legionarios de Cristo

  • El sacerdote mexicano Marcial Maciel, obligado por el Vaticano a abandonar sus funciones tras ser acusado de abusos sexuales, ha fallecido a los 87 años.

Comentarios 14

En un escueto mensaje divulgado hoy en su página web y firmado por el padre Álvaro Corcuera, su director general, la congregación afirma que el fallecimiento de Maciel se produjo el 30 de enero en Estados Unidos y que "el funeral se celebrará en un clima de oración de forma sencilla y privada".

El sacerdote se encontraba delicado de salud y recluido desde hace meses en la localidad de Cotija de la Paz, en el occidental estado mexicano de Michoacán.

El suceso que marcó los últimos meses de su vida fue el castigo que en mayo del pasado año le impuso el Vaticano, tras recibir denuncias de que el clérigo abusó sexualmente de seminaristas durante décadas.

Nacido el 10 de marzo de 1920 en el seno de una familia de fuerte raigambre católica, Maciel fundó el 3 de enero de 1941 la congregación los Legionarios de Cristo, que cuenta con presencia en cuatro continentes.

Para ello fue fundamental el apoyo del Papa Pío XII, quien permitió en 1948 la constitución de la orden, que tendría el encargo expreso del pontífice de dedicarse a la formación de líderes. "Líderes, padre Maciel, tenemos que formar y ganar para Cristo a los líderes de América Latina y del mundo", le había dicho el Papa a Maciel durante una audiencia privada en el Vaticano.

En 1959 creo el movimiento de apostolado seglar Regnum Christi, otra de sus destacadas obras pastorales.

Ya en esos años hubo denuncias sobre supuestos abusos sexuales de seminaristas en el Vaticano, lo que provocó la apertura de un proceso canónico en su contra.

En mayo de 2006 el Papa Benedicto XVI decidió imponer un severo castigo a Maciel al exigirle la renuncia "a todo ministerio público" y ordenar que llevara una vida retirada, de oración y penitencia.

La congregación que fundó es considerada como una de las más conservadoras de la Iglesia católica, enfocada desde el principio a predicar el Evangelio, la formación integral de los niños y jóvenes, la defensa de los valores familiares y la ayuda a los pobres. La orden siempre defendió a su fundador y consideró las denuncias en su contra "calumniosas y humillantes para un incansable e incomprendido trabajador pastoral".

La congregación tiene unos 500 sacerdotes y más de 2.000 seminaristas, y administra centros educativos en Brasil, Chile, México, Venezuela, España, Estados Unidos, Irlanda e Italia, entre otros países.

Fiel al magisterio de la Iglesia, el religioso mexicano estuvo muy cerca del Papa Juan Pablo II, fallecido en abril de 2005 y que llegó a ponerlo como "ejemplo del trabajo pastoral en favor de la expansión del Reino de Dios".

más noticias de SOCIEDAD Ir a la sección Sociedad »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios