Muere un hombre por disparos tras una pelea en una discoteca de Barcelona

  • La víctima, un dominicano de 28 años, ha muerto al recibir al menos un disparo en el tórax durante una reyerta iniciada en el interior del local y con varias personas implicadas.

Un hombre de 28 años y nacionalidad dominicana ha fallecido en Barcelona al ser alcanzado por al menos un disparo en el transcurso de una pelea ocurrida en el interior de una discoteca de la avenida Paralelo de la capital catalana. Según fuentes cercanas al caso, el crimen ha ocurrido hacia las 05:50, cuando la discoteca Koko Bcn estaba a punto de cerrar y se ha desencadenado una pelea entre el público que todavía permanecía en el establecimiento, frecuentado principalmente por personas de origen caribeño.

La víctima ha fallecido al recibir al menos un disparo en el tórax, en el transcurso de una reyerta que se ha iniciado en el interior del local poco antes de su cierre y en la que habrían estado implicadas varias personas. Uno de los participantes en la reyerta ha desenfundado un arma de fuego que llevaba consigo y ha disparado a la víctima. Posteriormente, ha salido huyendo del establecimiento. El personal sanitario del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) ha atendido a la víctima a las puertas de la discoteca, ya en la calle, y le han practicado maniobras para reanimarlo, aunque no han podido salvarle la vida.

El Área de Investigación Criminal de la Región Policial Metropolitana Barcelona de los Mossos se ha hecho cargo de la investigación para tratar de esclarecer las circunstancias del suceso. Por el momento, los Mossos d'Esquadra mantienen todas las hipótesis abiertas en relación con el móvil del crimen, sin descartar que pueda obedecer a un enfrentamiento entre miembros de pandillas juveniles rivales. En el marco de esa investigación, la policía catalana ha interrogado a los testigos de la reyerta con el fin de identificar al autor del disparo mortal y ha inspeccionado el interior de la discoteca para recabar pruebas.

El local de ocio no abrirá hoy sus puertas como señal de duelo por la muerte del joven dominicano, padre de un bebé de menos de un año, según ha informado la discoteca Koko Bcn en un comunicado difundido en las redes sociales. En dicho comunicado, la dirección del local lamenta que su "reputación y prestigio se ha visto seriamente dañada" por culpa de "un asesino que se ha cobrado una vida a cambio de nada". "La causa, muy simple: la valentía de tener un arma y el regocijo vandálico camuflado con alcohol", prosigue el comunicado de Koko Bcn, que se erige en "fiel representante de toda la comunidad latina" ante "actos cobardes" que dañan su vida y su "integración personal".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios