Mueren más de 70 personas al estrellarse un avión en una ciudad del Congo

  • El accidente, al que han sobrevivido seis personas, se produjo cuando la aeronave perdió el control en el despegue

Al menos 70 personas perdieron ayer la vida tras estrellarse un avión de pasajeros en un concurrido distrito comercial de la localidad de Goma, ciudad ubicada al este de la República Democrática del Congo, cerca de la frontera con Ruanda. Pese a las diferencias entre las informaciones llegadas de distintas fuentes, todo indica que la aeronave perdió el control en pleno despegue, si bien se desconoce un balance oficial de daños personales y materiales. El Gobierno local señaló que seis personas pudieron salir con vida del impacto, entre las cuales se encuentran los dos pilotos y dos niños.

El avión, que trataba de partir con destino a Kinshasa, se estrelló a primera hora de la tarde en la misma localidad de la que había despegado, Goma. Se trata de un Boeing 727 de la compañía Hewa Bora con 79 personas a bordo que por causas desconocidas colisionó en el distrito de Birere, conocido por sus comercios y puestos, que abarrotan durante todo el día las calles.

Los testigos pudieron oír el enorme ruido causado por el impacto del aparato y, posteriormente, contemplar el dramático estado del avión ya incendiado. "Hay fuego hacia la cola", relató una testigo, que contó también cómo la gente trataba de apagar las llamas con cubos de agua mientras la ONU intentaba alejar a la multitud. Además, como consecuencia del accidente también resultaron dañados algunos edificios, de los cuales al menos uno quedó totalmente destruido.

La aerolínea, cuyo vuelo está prohibido en la UE desde la semana pasada por seguridad, rehusó realizar comentario alguno a la espera de conocer más detalle del siniestro, ya que la gravedad y el estado del avión hacía difícil siquiera aportar un balance de víctimas más o menos fijo.

La República Democrática del Congo tiene el tamaño de Europa occidental y cuenta con sólo varios centenares de kilómetros de vías pavimentadas. Tiene el dudoso honor de ser uno de los países con peor historial de accidentes aviación del mundo, ya que el ocurrido ayer sólo es el último de una siniestralidad considerable. De hecho, el año pasado se registraron ocho accidentes aéreos, incluyendo el de un avión en Kinsasha que impactó contra un poblado vecino y dejó más de medio centenar de muertos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios