Nuria del Saz. periodista y presidenta del jurado de los premios Compromiso de Clece

"Nadie dijo que vivir fuera fácil, pero tampoco ha de ser tan difícil"

  • "Clece, con los premios, puede ser ese empujoncito económico que les hace falta a los galardonados para hacer realidad proyectos que mejoren su calidad de vida o su situación"

Nacida en Sevilla, Nuria del Saz perdió la vista a los 14 años después de un proceso que se había iniciado a los doce. La dificultad sensorial no le impidió realizar sus estudios y licenciarse en Ciencias de la Información. Su imagen dio la vuelta al mundo al convertirse en la primera presentadora invidente de noticias. Con motivo de su puesto como presidenta del jurado de los Premios Compromiso, hablamos con ella sobre las dificultades de integración de las personas con diversidad funcional en el mundo laboral y la importancia de iniciativas como la de la compañía Clece.

-¿Qué supone para usted ser la presidenta de los Premios Compromiso?

-Siempre es un honor que cuenten con una para asuntos de este tipo. Cuando conocí lo que realmente son y suponen estos premios y toda la filosofía empresarial de Clece, que cree firmemente en que en la sociedad cabemos todos y que desde nuestra diversidad podemos aportar, ser útiles, me contagiaron el entusiasmo con el que trabaja el equipo de Clece Social. Y aquí estoy tratando de echar una mano.

-¿Qué le parece la labor que realiza Clece?

-Con esta segunda edición, los Premios Compromiso llegan a Andalucía, Ceuta y Melilla. Andalucía y las dos ciudades autónomas tienen una gran riqueza humana, aquí hay mucho talento, también muchas necesidades, debido a la crisis económica, y las personas en situación de exclusión o vulnerabilidad, necesitan que alguien les tienda una mano para ponerse en marcha o seguir adelante con sus proyectos. Clece con los premios puede ser ese empujoncito económico que les hace falta para hacer realidad proyectos que mejoren su calidad de vida o su situación. Se premiarán los mejores proyectos sociales de las cuatro categorías de los premios con una dotación de diez mil euros cada uno.

-¿Cree que son necesarias más iniciativas de este tipo que premien la integración de discapacitados?

-Absolutamente, las personas mayores, las personas con discapacidad o en riesgo de exclusión, víctimas de maltrato, que son las cuatro categorías de los premios, saben muy bien y están acostumbradas a organizarse, a buscar una salida mediante asociaciones, grupos de apoyo, etcétera. Pero la labor que hace suele quedar en su ámbito, en su área de acción, porque son asociaciones pequeñas y generalmente necesitadas de recursos económicos. Clece mediante estos premios les da una oportunidad para ser visibles, contar lo que hacen y si el proyecto es viable se le dota de recursos para llevarlo adelante. Es una forma también de conocer a personas con discapacidad, en riesgo de exclusión o víctimas de maltrato a las que se les puede incorporar al mercado laboral, que es a lo que se dedica Clece, a ofrecer recursos humanos para cubrir múltiples servicios.

-¿Cuáles son los colectivos que, a su juicio, tienen más dificultades para integrarse en el mercado laboral?

-Cualquier persona que parta de una situación de vulnerabilidad lo tiene muy complicado hoy para trabajar. No se dan las oportunidades. Pero creo que, sobre todo , es difícil para las personas con discapacidad. Hay que mentalizarse de que todas las personas pueden aportar, sumar, y que la integración sobre todo es cuestión de voluntad, de querer hacerlo. Lo tengo más que comprobado. Lo he vivido en carne propia. Cuando quieren que estés, estás, tengas discapacidad o no.

-Ya en el aspecto personal, ¿qué es lo más difícil al realizar actualmente su trabajo como presentadora de informativos en televisión?

-Durante diecisiete años he presentado informativos y puedo asegurarte que lo más difícil no ha tenido nada que ver con el trabajo en sí mismo, porque me formé para ello, estaba preparada para trabajar como periodista y todo es cuestión de tiempo y práctica y que tu diversidad sea asumida por los demás. Lo más difícil siempre son las personas, la comunicación, hablar el mismo lenguaje. Las personas marcan, marcamos, la diferencia. La integración ha de ser bidireccional, todos tenemos que acoplarnos, si lo que queremos es que haya realmente integración. Esto no es un camino de baldosas amarillas. Son muchos los obstáculos cada día.

-¿Piensa que ha tenido que demostrar más que otros profesionales por su discapacidad?

-Sin duda. A veces tengo que seguir demostrándolo. Y es bastante cansado, por cierto (sonrisa). Hay personas que no se integran, no hablo de las personas con discapacidad, sino de las otras, las consideradas normales. Necesitan un tiempo de adaptación también hasta que asumen o se dan cuenta de que eres uno más, pero a la vez eres distinto, porque no ves, en mi caso, y tu forma de trabajar a lo mejor no es standard.

-Hay personas que tras un accidente o enfermedad han de enfrentarse a vivir con una discapacidad que les impide o pone una barrera para seguir la vida como antes, ¿qué les aconsejaría?

-Tienen que seguir adelante, no queda otra. Nadie dijo que vivir fuera fácil, pero tampoco ha de ser tan difícil. Pero hay que seguir adelante y jugar con las cartas que tenemos en cada momento para tratar de ser felices.

-Periodista y escritora de novela y poesía, ¿cómo se adaptan sus dispositivos a su discapacidad visual?, ¿qué proyectos tiene en mente en este momento?

-Los dispositivos suelen estar mal adaptados a la discapacidad visual, pero por desinterés. Debe ser que las empresas desarrolladoras no nos ven como negocio y están tan equivocadas... Dale a un ciego un dispositivo accesible y tendrás un cliente fiel para toda la vida, que es lo que nos pasa con los Iphone, por ejemplo, que vienen de fábrica con una accesibilidad muy buena. Si hubiera en el mercado un televisor que realmente fuera un buen producto en accesibilidad, yo compraría ese y convencería a todo mi entorno de que ese es el mejor para mí, y también lo comprarían ellos, por citar un ejemplo. Que hagan números.

En cuanto a proyectos, este 2016 saldrá de nuevo con Ediciones Alfar mi tercer libro de poemas, todo relativo a la maternidad, mi concepción de la maternidad, mi vivencia, mis reflexiones sobre el papel de la mujer en la maternidad, en el mundo a través de su ser madre... Tengo muchas ganas de compartirlo con los lectores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios