Negocian en Somalia la liberación de dos miembros de Médicos Sin Fronteras

  • Una doctora española y una enfermera de nacionalidad argentina fueron secuestradas ayer cerca de un centro de refugiados de Bossaso. Las conversaciones para su liberación continúan en estos momentos.

Autoridades y representantes del Consejo local de Ancianos negocian hoy por segundo día consecutivo el final del secuestro de una médica española y de una enfermera argentina en la región somalí de Puntlandia, confirmaron fuentes oficiales.

Las negociaciones se llevan a cabo en un lugar montañoso a las afueras de esta ciudad, una de las más importantes de la región somalí de Puntlandia, en el extremo nordeste del país.

La Policía y las autoridades locales confirmaron que, mientras siguen las negociaciones, a las que se han sumado en las últimas horas representantes del Consejo de Ancianos, se mantiene el cerco policial en torno al lugar donde están los rehenes y los cuatro secuestradores.

Las capturadas son la española Mercedes García y la argentina Pilar Bauza, que trabajan en Bosaso para la sección española de la organización Médicos sin Fronteras (MSF) y que fueron capturadas en la mañana del miércoles.

Fuentes oficiales de Bosaso dijeron a Efe que están preocupadas por el estado de salud de las rehenes, porque desde ayer no han comido ni bebido nada y, al parecer, una de ellas resultó herida levemente en el traslado.

Las fuentes no pudieron concretar cuál de las mujeres es la herida, pero insistieron en que las lesiones no revisten gravedad.

Las autoridades también están preocupadas por las bajas temperaturas que se registran en la zona.

Organizaciones humanitarias de Bosaso están intentando convencer a la policía para que les permitan acercarse al lugar donde se encuentran, en la jurisdicción de Giriso, una zona montañosa de las afueras de Bosaso, con el fin de prestar asistencia.

De momento, según las fuentes, la situación se mantiene en vilo, sin que la policía haya cumplido la amenaza lanzada en la víspera de utilizar la fuerza en caso de que los secuestradores no se entreguen hoy mismo.

Las dos profesionales fueron secuestradas por seis sujetos, tres de ellos enmascarados, cerca de un campo de desplazados internos de Bosaso. Dos de los secuestradores se entregaron cuando el grupo fue rodeado por la policía, pero aún quedan cuatro más con las rehenes.

En la misma localidad de Bosaso fue capturado el pasado 16 de diciembre el cámara francés Gwen Le Gouil, pero quedó en libertad el último lunes. Sus secuestradores habían pedido un rescate, pero se desconoce si al final fue abonado el dinero.

El Gobierno regional de Puntlandia, en un comunicado difundido hoy desde su sede, en la ciudad de Garowe, reafirmó que su objetivo es buscar un final feliz del secuestro sin que las rehenes sufran daños.

"Nuestro mayor objetivo continúa siendo el rescate a salvo de estas dos asistentes humanitarias y llevar ante la justicia a los responsables de este acto", afirmó en el comunicado el ministro de Información, Abdirahman Mohamed Salad.

El embajador de España en Nairobi, Nicolás Martín Cinto, viajó hoy desde la capital keniana hacia Bosaso con el fin de seguir de cerca las negociaciones con los secuestradores, según informaron fuentes oficiales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios