Nuevo golpe a la secta poligámica al rescatar la Policía a 137 menores de un rancho en Texas

  • Warren Jeffs cumple desde noviembre una condena por violación e inducción al incesto

Las autoridades estadounidenses han dado un nuevo golpe a la secta poligámica que lidera Warren Jeffs, en prisión por violación e inducción al incesto, al haber rescatado a 137 niños que vivían recluidos en un rancho en Texas.

Desde que se inició la operación, en la noche del jueves, la Policía ha desalojado del rancho a un total de 183 personas, de las que 137 eran niños, la mayoría niñas, según datos difundidos por CNN.

Jeffs, de 52 años, está considerado el profeta de la Iglesia Fundamentalista de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, una congregación de 10.000 miembros que ha edificado un gran centro en un enorme rancho en El Dorado, en Texas.

Estas instalaciones da acogida a unos 400 miembros procedentes de otros centros de Utah y Arizona.

En la actualidad, Jeffs cumple desde noviembre una condena de diez años, tras haber sido juzgado como cómplice de violación al haber forzado a una adolescente de 14 años a casarse con su primo en 2001.

Actualmente pesan sobre él una decena de cargos en Arizona por incesto, conspiración, y por mantener relaciones sexuales con menores. Por el momento, espera a ser juzgado en la prisión de Kingman, en Arizona.

Según la información que poseen las autoridades, la secta impone los matrimonios a las jóvenes de hasta 13 años. Si el hombre elegido para casarse con las muchachas abandona la congregación, entonces estas son asignadas a otro.

La voz de alarma se produjo tras registrarse una denuncia sobre una joven de 16 años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios