La ONU dice que la crisis alimentaria es un "desafío sin precedentes"

  • El Banco Mundial pide a los países productores de cereal que no frenen la exportación

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, lanzó ayer un llamamiento urgente a los países ricos para que destinen más dinero a los que padecen hambre en el mundo e impedir nuevas crisis alimentarias. En este momento se necesita ayuda inmediata por valor de 755 millones de dólares, tal como ya ha pedido el Programa Mundial de Alimentos.

El secretario general de la ONU, quien asiste en Berna a una reunión de trabajo de los directores de todas las organizaciones de la ONU, calificó el problema de la escasez de alimentos como "un desafío sin precedentes para la humanidad". "Se trata de una crisis para las personas más vulnerables en el mundo", indicó.

Por su parte, el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, dijo que las dos próximas semanas serán especialmente críticas. Zoellick llamó a los países agrícolas a que no suspendan las exportaciones, ya que ello "sólo alienta el acaparamiento de alimentos, empuja al alza los precios y afecta a los más pobres del mundo, que están luchando por alimentarse".

Según el director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Pascal Lamy, se deberían "eliminar definitivamente las molestas barreras comerciales".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios