El Papa y Bush reafirman su compromiso contra el terrorismo y en defensa de la vida

  • Benedicto XVI y el presidente de EEUU se reúnen para hablar de su "total rechazo al terrorismo y a la manipulación de la religión para justificar actos inmorales y violentos contra los inocentes"

Comentarios 7

El Papa Benedicto XVI y el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, reiteraron en la reunión que mantuvieron hoy en la Casa Blanca su compromiso común contra el terrorismo y la defensa de la vida, según un comunicado conjunto.

Benedicto XVI y Bush se reunieron en privado en el Despacho Oval de la Casa Blanca tras una ceremonia de bienvenida al Papa en los jardines de la residencia presidencial, en la que pronunciaron sendos discursos ante cerca de 10.000 personas. En el comunicado se afirma que en la reunión ambos manifestaron su "total rechazo al terrorismo y a la manipulación de la religión para justificar actos inmorales y violentos contra los inocentes".

Expresaron además la "necesidad de contrastar el terrorismo con medios apropiados que respeten la persona humana y sus derechos". También se habló de la cuestión de la guerra en Iraq y ambos declararon su "común preocupación" por la situación en ese país y, en particular, "por la precariedad en la que viven los cristianos".

El Papa y Bush dedicaron una buena parte de su reunión a Oriente Medio y en particular al conflicto palestino-israelí, sobre el que estuvieron de acuerdo en que "los dos estados tienen que existir uno cerca del otro en paz y seguridad", y mostraron su "apoyo a la soberanía y a la independencia del Líbano". Bush y el Papa expresaron su "esperanza por el final de la violencia y por una solución rápida y global ante las crisis que afecta a Oriente Medio".

La nota añade que Bush agradeció al Papa "la guía espiritual y moral que ofrece a la familia humana", y le deseó "éxito" en su viaje apostólico y en su discurso ante la Asamblea de las Naciones Unidas. Asimismo, mostró su "aprecio" por la próxima visita que Benedicto XVI realizará a la "zona cero" de Nueva York, el lugar en el que se encontraban las Torres Gemelas antes de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Tanto Bush como el Papa expresaron su compromiso con el "respeto de la dignidad de la persona, la defensa y promoción de la vida, del matrimonio y de la familia". También apoyaron "la instrucción de las generaciones futuras, los derechos humanos, la libertad religiosa, el desarrollo sostenible y la lucha a la pobreza y a las enfermedades epidémicas, especialmente en África". Sobre este punto, el Papa agradeció las "importantes contribuciones financieras de Estados Unidos".

Como había adelantado el martes el Papa durante su vuelo hacia Estados Unidos, otro de los asuntos que abordaron fue la situación de América Latina y la inmigración. Sobre ese tema, ambos comunicaron "la necesidad de una política coordinada sobre la inmigración, dedicada especialmente al tratamiento de las personas y el bienestar de las familias".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios