Pinchazos telefónicos inculpan al detenido en el doble crimen de Susqueda

  • Su hijo queda en libertad con cargos por tráfico con drogas tras no declarar ante el juez

Los Mossos pincharon el teléfono de Jordi Magentí, detenido desde el lunes por el doble crimen cometido en agosto en el pantano de Susqueda, y su arresto se aceleró porque tenía previsto trasladarse a Colombia, según informó ayer El Periódico, donde lo esperaba la mujer con la que se casó tras cumplir la condena por el asesinato de su primera esposa.

Según el diario, la clave está en los pinchazos telefónicos, ya que las conversaciones se han convertido en una prueba decisiva que permiten incriminar judicialmente al detenido.

Por otra parte, su hijo Jordi, acusado de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas, fue puesto en libertad provisional tras pasar ayer por el juezgado y acogerse a su derecho a n declarar ante el magistrado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios