La Policía lusa admite que se precipitó al acusar a los McCann

  • El portavoz de la familia exige que se les retire la condición de sospechosos

Comentarios 1

El director de la Policía Judicial (PJ) lusa, Alipio Ribeiro, admite que pudo haber precipitación al declarar sospechosos a los padres de Madeleine McCann, la niña de 3 años desaparecida en el sur de Portugal el pasado mes de mayo. "En este momento, a esta distancia, con la experiencia que tengo como magistrado de la Fiscalía, creo que tal vez debería haber habido otra valoración. Sobre eso no tengo dudas", señaló Ribeiro en declaraciones recogidas ayer por la prensa portuguesa.

Ribeiro reconoció que hubo "una cierta precipitación", tras matizar que en su condición de director de la PJ no podía legalmente dar orden para declarar sospechosos al matrimonio formado por los McCann.

El responsable de la PJ aclaró también que la Fiscalía portuguesa nunca le dio instrucciones sobre cómo llevar a cabo la investigación del caso Madeleine. Ribeiro rechazó así las acusaciones del presidente del Colegio de Abogados luso, Antonio Pinto, sobre la dependencia policial con respecto al poder político en Portugal.

La Fiscalía lusa anunció la pasada semana que volverá a enviar las cartas en las que pide a las autoridades británicas que interroguen a los amigos de los padres de Madeleine, después de que se pusiese en duda que ya se hubiese llevado a cabo. Las autoridades lusas respondieron de esa forma a una información del tabloide británico The Sun, que apuntaba que la Policía británica no había recibido la carta que los portugueses afirman que fue enviada el pasado 7 de enero.

Estas declaraciones han provocado una respuesta inmediata del portavoz de los McCann, Clarence Mitchell, quien instó a las autoridades portuguesas a que dejasen de considerar a los McCann como principales sospechosos de la desaparición de su hija lo antes posible puesto que estaba impidiendo su búsqueda. "Ahora esperamos que la Policía retire pronto la condición de sospechosos para ponernos a trabajar todos juntos", afirmó Mitchell.

Madeleine desapareció la pasada primavera de un apartamento turístico de Playa de la Luz donde dormía junto a sus dos hermanos de 2 años, mientras sus padres y un grupo de amigos británicos cenaban en un restaurante cercano.

más noticias de SOCIEDAD Ir a la sección Sociedad »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios