La Policía no descarta ninguna hipótesis en la muerte de un menor en San Sebastián

  • Agentes de la Ertzaintza buscan al padre, que estaba en proceso de separación conyugal

La Ertzaintza no descarta ninguna hipótesis, incluida la del suicidio, en el caso del fallecimiento de un menor de 13 años en San Sebastián, cuyo cadáver fue hallado en su domicilio con signos de violencia, informó el departamento vasco de Interior.

Sin embargo, la Policía autónoma vasca sigue buscando al padre de la víctima, ha informado a Efe una fuente de la investigación.

El cuerpo, que presentaba signos de violencia, fue hallado a las 12:45 por una persona del entorno familiar del fallecido en una vivienda situada en el cuarto piso del número 5 de la calle Logroño de San Sebastián, en el barrio donostiarra del Antiguo.

Una vez alertada la Ertzaintza varias dotaciones de la policía vasca se desplazaron al lugar, donde los investigadores determinaron que la muerte del adolescente se debió a un homicidio.

El cuerpo de la víctima se hallaba en uno de los dormitorios del piso, en el que se encontraron restos de sangre y un cuchillo, informó el departamento de Interior.

Tras encontrar el cuerpo, efectivos de la Policía Vasca acudieron a un colegio de San Sebastián en el que están escolarizados tres hermanos de la víctima con el objeto de garantizar su seguridad, precisó la Ertzaintza, que protege también a la madre de la víctima.

Según indicó a Efe una fuente de la investigación, las sospechas se dirigen hacia el padre del menor asesinado, que se encontraba en trámites de separación de su mujer.

Agentes de la Policía Científica de la Ertzaintza examinaron el escenario de los hechos, así como el garaje del inmueble, que se encuentra en la parte trasera del edificio y que fue precintado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios