Prisión para la mujer cuyo bebé apareció muerto dentro de un cajón

  • Los Mossos descubrieron en un piso de Barcelona el cadáver del recién nacido

Una mujer ha ingresado en prisión por homicidio después de que los Mossos d'Esquadra encontraran muerto en un cajón de su casa de Barcelona a su hijo recién nacido. La mujer parió en casa pero fue al hospital sin el bebé.

El 23 de marzo, la joven tuvo a su hijo, de 38 semanas de gestación, en su piso. Al llegar al Hospital de la Vall d'Hebron de la capital catalana con una fuerte hemorragia, admitió ante los médicos que había parido en casa y había abandonado al bebé, por lo que el centró avisó a la Policía, según avanzó ayer el diario El Punt.

Los agentes interrogaron a la muchacha y ésta les dijo que lo había escondido en un bosque. Los Mossos estuvieron toda la noche buscando el cuerpo del niño, pero la búsqueda no dio resultado. La mañana del 24 de marzo, los agentes volvieron a interrogar a la mujer, quien esta vez admitió que había escondido el cuerpo en un cajón del armario de su dormitorio. Los agentes se dirigieron a su domicilio, donde encontraron al bebé ya muerto. Por ello, fue detenida por un delito de aborto. Aunque todavía no se ha hecho oficial si el bebé nació muerto o vivo, el juez de guardia ordenó el ingreso en prisión de la chica por un delito de homicidio, por lo que consideró que el niño estaba vivo cuando nació.

Marilina C., paraguaya, tuvo a su hijo en su piso de la calle Doctor Pi i Molist, en el barrio de la Guineueta, que compartía con dos chicos suramericanos. Los vecinos de la joven dicen no haber oído el parto y no entienden por qué la chica escondió el cuerpo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios