Sale del coma la hija-nieta del monstruo de Amstetten que está en el hospital

  • Los familiares de Fritzl serán evaluados en julio para sopesar su salida definitiva de Austria bajo nuevas identidades

Comentarios 1

Tras dos meses en estado de coma, Kerstin Fritzl, la hija-nieta del monstruo de Amstetten, ha conseguido salir del coma que le aquejaba por una enfermedad congénita, aunque según los médicos aún requerirá cuidados intensivos. Lo que se desconoce es si, tras recuperar la consciencia, Kerstin ha podido ver a su madre Elisabeth y a sus hermanos, que continúan bajo tratamiento psiquiátrico y a la espera de poder recibir una nueva identidad para vivir en otro país.

Una vez que la hija mayor de Elisabeth, Kerstin de 19 años, cayera gravemente enferma a por algún motivo -no precisado- ligado al incesto el pasado mes de abril, fue ingresada en un hospital de Amstetten. Entonces salió a la luz la vida oculta que Fritzl, que durante los últimos 24 años mantuvo encerrada a su hija Elisabeth en un sótano, donde también crecieron tres de los seis hijos-nietos que tuvo con ella fruto de sus regulares violaciones.

Ahora, dos meses más tarde, Kerstin ha despertado del coma en el que permanecía y se encuentra estable, aunque los médicos aseguraron que aún deberá estar sometida a cuidados intensivos. No obstante, aún no se conocen más datos de la situación de la joven, aunque un portavoz del hospital aseguró que hoy podrían saberse más detalles de su estado.

De hecho, aún se desconoce si Kerstin ha podido reencontrarse con su madre, sus hermanos y su abuela, que continúan su tratamiento en un centro psiquiátrico de la localidad, a la espera de se cumpla la petición de su abogado. Este solicitó a las autoridades la posibilidad de que tanto Elisabeth como sus hijos puedan disfrutar de una nueva identidad e, incluso, vivir en otro país, para que sus vidas puedan volver a la normalidad lo antes posible. Para ello, los fiscales que llevan el caso les entrevistarán el próximo mes de julio, ya que todo dependerá de su estado de salud.

Mientras tanto, Fritzl, de 73 años, continúa cumpliendo prisión preventiva en una prisión de Sankt Pölten, capital del estado de Baja Austria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios