La nave rusa Soyuz se acopla con éxito a la Estación Espacial Internacional

  • A bordo de la nave viaja Yi So-yeon, la primera astronauta surcoreana de la historia.

La nave rusa Soyuz TMA-12 con tres tripulantes a bordo, entre los que se encuentra la primera astronauta surcoreana, Yi So-yeon, se ha acoplado hoy a la Estación Espacial Internacional (EEI), según ha anunciado el Centro de Control de Vuelos Espaciales (CCVE) ruso.

El ensamblaje de la nave tripulada, con la plataforma orbital "se ha realizado en régimen automático y sin ningún inconveniente", ha declarado un portavoz del CCVE.

"La apertura de las escotillas ha sido programada para las ocho menos diez de la tarde de Moscú (la cuatro menos diez en España)" ha explicado el portavoz del CCVEm, que también ha comentado que antes de realizar la operación los tripulantes de la Soyuz y de la EEI debían verificar el hermetismo del acoplamiento.

Además de la astronauta surcoreana, a bordo de la Soyuz TMA-12 se encuentran los cosmonautas rusos Oleg Kononenko y Serguéi Volkov, que relevarán a su compatriota Yuri Malenchenko y a su colega estadounidense Peggy Whitson, miembros de la actual misión permanente en la EEI, que es la decimosexta

El astronauta estadounidense Garrett Reisman, quien el pasado 13 de marzo llegó la EEI a bordo del transbordador Endeavour para reemplazar al francés Léopold Eyharts como tercer miembro de la decimosexta expedición, formará parte también de la misión decimoséptima hasta junio próximo, cuando regresará a la Tierra.

Yi So-yeon, de 29 años, regresará a la Tierra el próximo día 19 a bordo de la Soyuz TMA-11 junto con la tripulación permanente de la misión número 16.

Durante su estancia en la EEI, la astronauta surcoreana realizará una serie de experimentos biológicos, geofísicos, científicos y médicos y se comunicará en directo con escolares y estudiantes surcoreanos para explicarles con ejemplos las leyes físicas de la ingravidez.

La misión número 17 de la EEI llevará a cabo un amplio programa de investigación científica como el Huracán, destinado a elaborar un sistema de predicción, reducción de daños y eliminación de las consecuencias de catástrofes naturales y accidentales.

Asimismo, los cosmonautas estudiarán la dinámica de los principales indicadores de la actividad cardiaca y la circulación de la sangre, así como las funciones fisiológicas del hombre durante el sueño en un vuelo espacial prolongado.

También continuarán con la observación de la influencia del vuelo orbital en el crecimiento de las plantas y el efecto de la microgravedad y la radiación espacial en las células y microbios, así como con el estudio del posible uso de proteínas como vacuna para el virus VIH, causante del sida.

El director de la Agencia Espacial Rusa, Anatoli Permínov, ha recordado además que la nueva misión permanente de la EEI recibirá dos transbordadores estadounidenses, tres naves de carga rusas Progress y deberá realizar, asimismo, varias caminatas espaciales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios